El clima en Neuquén

icon
12° Temp
58% Hum
La Mañana luz

Septiembre empieza con subas de luz y gas

Desde el Gobierno admitieron que habrá nuevas subas de tarifas por el traslado de la devaluación luego de las PASO

La secretaria de Energía, Flavia Royón, anticipó hace unas semanas que desde septiembre habrá nuevos aumentos para las tarifas de luz y gas por la devaluación del 22% luego de las primarias obligatorias (PASO).

“Vamos a estudiar cómo la devaluación afectó a los costos de generación de electricidad y va a haber una actualización”, aseguró la funcionaria. “Una parte la terminará asumiendo el consumidor, otra las empresas, y otra el Estado, que va a resignar los impuestos a las refinerías para garantizar un sendero de estabilidad”, agregó.

Como las tarifas están dolarizadas y los costos se incrementarán por el salto cambiario, el Gobierno deberá rever el esquema energético completo para calcular el impacto sobre las boletas. Aunque Royón había dicho que se avanzaría en un ajuste para los usuarios de altos ingresos (N1), con menos impacto para “la clase media y los sectores de bajos recursos”, en verdad todo el esquema está en revisión.

El mismo lunes de la devaluación apenas pasadas las PASO, en el Gobierno admitían que habría un inevitable traslado a precios que podría llevar la inflación mensual de agosto a dos dígitos. De hecho, recientemente el FMI proyectó que “tras la devaluación nominal, la inflación saltará inicialmente del 6% en julio a alrededor del 10% mensual en agosto, y disminuirá a menos del 5% para fines de 2023″.

La devaluación del 22% implicó un aumento del costo de generación del 10%, que si no se traslada a los usuarios podría implicar desembolsos extra de subsidios de $70.000 millones. El Ministerio de Economía no descarta sumar las tarifas al congelamiento que tendrá el transporte en varias jurisdicciones, como CABA.

Además de admitir una suba en las boletas de energía, Royón afirmó que el reciente acuerdo de congelamiento en combustibles hasta el 31 de octubre fue por el salto cambiario, y no descartó nuevos aumentos desde noviembre. De hecho, recientemente YPF aumentó un 12,5% sus combustibles, en sintonía con el incremento que habían aplicado antes Shell, Puma, y Axion.

Es el segundo aumento de la nafta y el gasoil en el mes, luego del 4,5% a principios de agosto. Hasta ese incremento de inicios de agosto, la nafta súper acumulaba un alza de 41,68% desde principios de 2023, por abajo de la inflación acumulada en el mismo lapso.

Tras la última revisión del acuerdo, el FMI puso a la baja de los subsidios energéticos como una de las principales medidas para mantener el déficit fiscal en 1,9% del PBI. El organismo reclama que los aumentos sean también para “usuarios de bajos y medianos ingresos, y para usuarios comerciales más pequeños, en línea con lo establecido en los objetivos acordados de recuperación de costos”.

En el caso de la electricidad, los usuarios N1 pagan el 100% del costo energético y los otros dos segmentos (N2 y N3) tienen diferentes niveles de subsidios. Según el FMI, en el caso del gas ni siquiera los usuarios de mayores ingresos pagan la totalidad de los costos: los N1 cubren el 51%, los N3 un 19%, y los N2 un 15%.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario