Paliza Monumental a Racing y ahora, el Rojo

River brilló por la Copa Libertadores y goleó 3 a 0 a la Academia para avanzar a los cuartos de final. Lo espera Independiente.

Buenos Aires. Jugando como local, River no dejó dudas en su serie de octavos de final de la Libertadores ante Racing y lo goleó 3 a 0 como local para avanzar y chocar con el otro vecino de Avellaneda: Independiente (la ida a mediados de septiembre en la cancha del Rojo y la revancha en Núñez a principio de octubre).

Una vez más, los cambios le dieron resultado a Marcelo Gallardo. Juan Quintero tuvo un rol muy activo en la función que por historia en el club le pertenece a Gonzalo “Pity” Martínez y Santos Borré entró para quedarse en la ofensiva. Los colombianos fueron indescifrables en el primer tiempo para la última línea de la Academia y el joven Exequiel Palacios aportó llegada constante para el conjunto de Núñez.

La diferencia de velocidad y jerarquía era tan grande entre uno y otro equipo que el gol no tardó en llegar. Al diablo la sequía de la Banda y de Lucas Pratto: el 9 le reventó el arco al neuquino Gabriel Arias a los 11 minutos, al término de una linda jugada por la derecha.

Perdiendo fue un llamado al carácter de un Racing en ascenso por la Superliga, pero opacado en la Copa, reducido a la repentización de Ricardo Centurión, que otra vez eligió jugar su partido y le fue mal.

Para colmo, a los 28, en un tiro libre a favor de Racing, Neri Cardozo se equivocó en la pelota parada, apostó a una idea de pizarra en lugar del viejo y querido centro al área. No hizo más que lanzar a Palacios, que de área a área condujo, descargó para Quintero, se ensució la jugada en los últimos metros, pero le cayó de nuevo al juvenil de River que frente a Arias no se equivocó y estampó el 2 a 0 parcial.Dejar pasar el temblor era lo mejor que le podía pasar al visitante, que necesitaba el empate para avanzar tras el 0 a 0 en el Cilindro.

Los cambios forzados dieron resultado. La sequía se cortó contra Arias.

Goleada y expulsiones

Era muy difícil para el equipo de Eduardo Coudet dar vuelta la situación. River se replegó apostando a una contra que nunca sacó. El equipo de Gallardo le cedió el protagonismo a un Racing sin chispa que a los empujones se vio cerca del descuento. Cuando no surgió la figura de Franco Armani en el arco millonario, fue un rebote involuntario lo que evitó al menos el descuento para volver emocionalmente al juego.

Borré sentenció la eliminatoria después de un tiro de esquina desde la derecha a 9 del final que desvió de manera sutil con el pie. Todo lo que faltaba sirvió para volver a Centurión a los primeros planos de otro lío, enfureciendo por la provocación de Enzo Pérez al dejar el campo de juego para el ingreso de Rodrigo Mora (ver aparte). Una vieja rencilla mundialista caló hondo en un Pérez repleto de experiencia, pero que pecó de irresponsable en una noche llena de fútbol que terminó en escándalo.

"Estoy muy dolido, tenía mucha ilusión en esta Copa Libertadores y es una herida grande”.Eduardo Coudet. El Chacho reconoció que Racing debe crecer como equipo.

"Estoy contento por el gol, pero ahora hay que pensar en Independiente, un equipo muy dinámico”.Exequiel Palacios. Autor del segundo gol y figura del partido, ya piensa en lo que viene.

Embed

Pérez provocó a Centurión: corridas, patadas y rojas

Una irresponsabilidad de Enzo Pérez y una peor reacción del ex Boca, Ricardo Centurión, desató un revoleo de empujones, patadas y algunos golpes que empañó el final de un encuentro que ya estaba definido y no merecía un escándalo. Los dos involucrados se fueron expulsados, pero el más perjudicado fue el volante del Millo, que se perderá el partido de ida de cuartos de final con Independiente y tal vez la revancha si le dan más de una fecha.

Embed

La batahola se inició con una provocación de Enzo Pérez, quien al momento de ser reemplazado por Rodrigo Mora le tiró a la pasada a Ricky: “Pisala ahora”, recordándole el tuit de Centu, quien se quedó afuera de la lista para ir al Mundial de Rusia y en el debut de Argentina ante Islandia había expresado la frase: “Unas ganas de pisarla y encarar”.

"Le dijo algo así como ‘pisala ahora’. Es un boludo porque se queda sin el otro partido. Es un jugador grande y con experiencia para hacer esas boludeces”.Lisandro López. Criticó la actitud de Enzo Pérez al provocar a Centurión.

El de Racing reaccionó y empezó a pegarle patadas de atrás e insultar al mismo tiempo a Pérez, que seguía camino al vestuario como si nada.

Los jugadores de Racing se van tristes tras una frustración que caló hondo en la Academia.
Los jugadores de Racing se van tristes tras una frustración que caló hondo en la Academia.
Los jugadores de Racing se van tristes tras una frustración que caló hondo en la Academia.

Ahí se expandió el tumulto entre los que querían frenarlo al desatado Centurión y los que querían defender a Pérez, y se involucraron en la acción ambos planteles y sus allegados.

Cuando los ánimos se calmaron y el árbitro Mario Díaz de Vivar expulsó a los dos, Centurión continuó haciendo de las suyas y puso el blanco en las tribunas. Mientras se retiraba hizo un gesto marcando la franja de la camiseta xeneize recordándoles a los hinchas de River su gol y, con los dedos, la cantidad en el 4-2 de 2016, que potenció los silbidos e insultos de la gente.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído