Para la defensa, el crimen del ingeniero fue por un brote psicótico

En la primera jornada del juicio contra Marcos Fontán Guzmán, la fiscalía no reveló el móvil del asesinato de Matías Lozano.

Por Carolina Diocare - policiales@lmneuquen.com.ar

La primera jornada del juicio por jurados contra Marcos Fontán Guzmán, el joven de 20 años acusado de asesinar al ingeniero Matías Lozano de 17 puñaladas y de robarle e incendiar su departamento del Alto, se centró en llenar los vacíos de aquella fatal madrugada del 28 de noviembre de 2018 con las teorías de las partes. Hasta el momento, la fiscalía no ha pronunciado un móvil, mientras que la defensa apuntó a que hubo una pelea y que el acusado no recuerda nada porque habría sufrido un brote psicótico.

Te puede interesar...

Ayer, tras las ráfagas de fotografías que retrataron a Fontán Guzmán al sentarse en el banquillo de los acusados, el fiscal jefe Agustín García, el querellante Luis María Varela y el defensor particular Gabriel Gutiérrez realizaron sus alegatos de apertura ante los doce integrantes del jurado popular y del juez Mauricio Zabala.

Las partes coinciden en que el hecho sucedió en el departamento de Matías, ubicado en calle Castelli 235, en el sexto piso, la madrugada del 28 de noviembre de 2018. En este sentido, el fiscal destacó que allí se juntaron ambos la noche del día anterior, donde compartieron bebidas alcohólicas y tuvieron relaciones sexuales.

“En un momento dado, Marcos Fontán lo asesinó de 17 puñaladas”, apuntó García, y describió que las heridas estaban distribuidas en la parte superior del cuerpo, siendo tres las mortales en la región torácica y abdominal.

Ayer comenzó el juicio contra Marcos Fontán Guzmán, acusado de asesinar al ingeniero Lozano tras una cita en el departamento de la víctima.

“Se desangra internamente, le provoca un shock hipovolémico y muere, pero no inmediatamente, lleva un tiempo”, aclaró el fiscal, ya que luego precisó que entre que Fontán Guzmán lo apuñaló y huyó del lugar, pasaron tres horas.

Marcos Fontán Guzmán, la fiscalía no reveló el móvil del asesinato de Matías Lozano

Indicó que entre la 1 y las 4 el acusado apuñaló a Lozano cuando estaba completamente desnudo y desprotegido, llenó dos valijas, un bolso y bolsas de nylon con ropa, perfumes, notebooks y tarjetas de crédito. Luego, roció el departamento con líquidos solventes e inflamables y prendió fuego un futón del living.

Finalmente, el fiscal afirmó que se fue de allí con todos los bolsos y un martillo, que usó para romper el blíndex que da al patio del edificio, cuando se lastimó, y el de la entrada, por donde salió. Caminó hasta el CPEM 12, dejó las cosas y siguió hacia su casa.

Recuadro-alegatos-de-la-defensa-página-12.jpg

“Me estoy muriendo de a poco con este dolor”

Petrona Toledano, una viuda y jubilada, no podía más que describir lo orgullosa que estaba de su hijo Matías Lozano. “Era mi fortaleza, mi sostén de familia. Mi hijo era un orgullo para mí”, declaró la mujer de 66 años ayer a la tarde, tras un cuarto intermedio.

La mamá de la víctima describió la relación que tenían, lo estudioso, trabajador y compañero que era. “Estuve hasta el 21 de noviembre en Neuquén y a la semana siguiente me llaman para decirme que mi hijo estaba muerto. En el camino me fui enterando de que lo habían apuñalado en su departamento”, detalló Petrona, y sostuvo: “No puedo vivir con este dolor. Me estoy muriendo de a poco”.

Al ser consultada por la sexualidad de su hijo, ella expresó: “Nunca lo comentamos, pero una mamá sabe, se da cuenta”. Lo mismo afirmó el mejor amigo de Matías, Julio, de 37 años. “Me dijo que le iba a contar a su mamá el día que él conociera a una persona con la que pudiera compartir por lo menos una relación estable”, declaró el hombre ante la pregunta de la defensa.

Recordó que la última vez que lo vio fue el 27 de noviembre a las 19, cuando él pasó a buscar un taladro por su departamento, y que se enteró de su muerte por su jefe. “‘Pasó algo en el edificio, en el departamento de Matías. Hay mucha sangre abajo. Está la policía’, me dijo, y cuando llegué, me confirmaron que Matías estaba muerto”, relató.

Julio describió a Matías como su “mejor amigo” y “hermano”. “Éramos muy confidentes, me contaba todo y con lujo de detalles”, confió, y sobre el encuentro con Fontán Guzmán agregó: “Capaz surgió en el momento y me lo contaría al día siguiente”.

Recuadro-cronologia-ingeniero-página-12.jpg

LEÉ MÁS

Salió a la puerta a ver qué pasaba y la mataron

Asesinan a policía que en sus francos manejaba un Uber

Le confirmaron la preventiva al policía que mató a un joven en Zapala

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído