El clima en Neuquén

icon
Temp
98% Hum
La Mañana peces

Peces Raros llega a Neuquén: "Construimos nuestro propio nicho"

La banda surgida en La Plata, atravesada por el rock y la música electrónica, llega hoy por primera vez a Pirkas.

La canción bajo el pulso de la música electrónica tiene su ghetto en La Plata, ciudad en donde se vio bien marcada la escena indie rock con Él Mató a un Policía Motorizado a la cabeza. En esa exploración musical de algunas bandas que fueron incorporando de forma paulatina elementos como sintetizadores –principalmente-, Peces Raros se podría decir que picó en punta en el año 2016 cuando la escena platense comenzó a virar.

Lucio Consolo y Marco Viera son los responsables del proyecto que ya lleva editados cuatro discos de estudio: No gracias (2014), Parte de un mal sueño (2016), Anestesia (2018) y Dogma (2021). Y con todo ese sonido “atravesado por sintetizadores, guitarras y texturas electrónicas, impulsado por el deseo de hacer bailar”, según su carta de presentación, Peces Raros desembarcará hoy por primera vez en Pirkas (Santiago del Estero 883), donde ofrecerá un show continuo en modo set.

Te puede interesar...

A horas de presentarse, Marco Viera hizo un repaso de la actualidad del grupo que le brindó sus servicios ni más ni menos que a Trueno (uno de los mayores referentes del trap en el país), quien se encargó de hacer un remix de “Cicuta”, primer track del último trabajo de Peces Raros.

“Nos fuimos alejando del modo de pensar que trae la guitarra y nos metimos de lleno en el de las texturas”, dirá el músico.

peces raros

Primera vez en Neuquén. ¿Qué expectativas tienen y qué va a proponer la banda?

Por ser la primera vez que vamos, estamos ansiosos y creo que va estar muy bien. Vamos a ofrecer un show en donde hay muchas cosas del último disco (Dogma), pero también van a ver cosas de Parte de un mal sueño y Anestesia. Como se dio un show trasnoche, será un set más electrónico, pero tendrá sus momentos rockeros.

Peces Raros surge en La Plata, donde se dio un fuerte movimiento indie. ¿Qué los impulsó a ir por otro canal sonoro?

Cuando comenzamos, estaba en auge el sonido indie rock con toda la escuela y estética de Él Mató a un Policía Motorizado. Si bien no estábamos sumergidos en la electrónica o las fiestas, teníamos una cuota de experimentación con algunos “bichos”, fierros y sonidos. Era como un rock experimental medio alternativo, con mucha fusión de géneros de artistas que nos han influenciado (Daft Punk, Justice, Charly García, Spinetta, Abuelos de la Nada). Estábamos un poco outsider dentro de la movida platense, pero fuimos construyendo nuestro propio nicho y nuestro sonido se fue forjando por consecuencias. Cuando nos mezclamos con la música electrónica, terminamos de darle para afuera la identidad más clara de Peces: esta fusión de canción de rock y música de pista como tecno y sus derivaciones.

¿Dónde encuentran el mayor punto de contacto entre el rock y la electrónica?

El mayor punto de contacto lo encontramos en el segundo disco, porque estábamos curtiendo mucho la electrónica. Tanto Lucio como yo y el resto de Peces Raros antes estábamos más en actividad como DJ porque era una buena forma de aprender sobre el género: cómo armar un set, pinchar como DJ, ver tipos de sonoridades... El último disco (Dogma) es más electrónico desde la instrumentación, pero tiene menos energía pistera o de club. La electrónica está más a disposición de la canción y no tanto a mover los cuerpos en una pista. Son como dos equilibrios distintos en donde predominan la energía de la electrónica y el sonido del rock e instrumentación de tocar en banda.

peces raros

¿Cómo es el proceso creativo en una banda como Peces?

En Dogma se dio que estábamos muy cancioneros, pero como que cada canción tiene su propio proceso, no hay un modus operandi. Últimamente, las canciones las preproducimos y las maquetamos nosotros mismos en nuestras computadoras. Llegamos al estudio con todo más pensado desde el arreglo. Después, cada canción puede nacer de un riff o guitarra y piano en donde se percibe muy diferente lo que le puede ocurrir a alguno con esos instrumentos. En Ableton (secuenciador de audio) también se da de tener un loop y podés llegar a encontrar una canción. En Dogma fue una especie de retorno a la canción que está más expuesta en los dos primeros discos, pero con el bagaje y conocimiento que transitamos en la electrónica.

Si bien la música electrónica está instalada hace varios años, ¿se sienten referentes o impulsores en La Plata a partir de su sonido?

Cuando estábamos haciendo el disco Parte de un mal sueño, hubo como un cambio generacional y, al mismo tiempo, una tendencia de no ir tanto a ver bandas, sino de concurrir a fiestas. Paulatinamente, comenzó a suceder, en fechas que tocaban bandas, que el cierre era protagonizado por un DJ. Eso caló bien en la gente y algunos grupos comenzaron a integrar elementos que tienen que ver con el género. El resultado de eso es que La Plata cuenta con una movida fuerte de electrónica más mainstream. Manu Wahr, Vurkin, Trazante Basileus también tuvieron su génesis en ese momento. Hoy te diría que la electrónica está establecida en La Plata.

“Cicuta”, track que abre su último disco, fue versionado recientemente por el rapero Trueno. ¿Cómo se dio la conexión y cómo confluyeron musicalmente?

Fue bastante loco porque vino por parte de él y su equipo. Lo conocíamos como artista pero nunca habíamos hablado. Su productor artístico, Tatool, una vez nos llevó a tocar a una fiesta a Pilar y cuando salió Dogma parece que les gustó mucho y lo escuchaba todo el tiempo. Como el tema “Cicuta” lo escuchaban todo el día, se le terminó pegando a Trueno. Después pasó que el mismo Trueno nos terminó pidiendo las pistas para probar algo arriba. Nunca hicimos una colaboración, pero como Trueno es muy versátil, dijimos ‘puede estar bueno’. Finalmente, la sesión que mandó estaba muy buena. Después nos juntamos en el estudio para laburarlo y el proceso fue natural. Fue muy grata la experiencia porque él es muy curioso y musical.

En esta etapa están como trabajando para llegar a distintas ciudades.

En marzo hicimos un Niceto y con dos semanas de anticipación estaba sol out, que fue todo un hito para nosotros. El viernes que viene nos presentamos en Groove y también está agotado. Hubo un crecimiento que se sigue dando pero ya teníamos como plazas Córdoba, Rosario y Mar del Plata, que fueron aumentando en público. Nunca habíamos ido a la zona de Cuyo y fuimos por primera vez, como sucederá hoy con Neuquén. Se están abriendo posibilidades nuevas y también es posible que vayamos a países aledaños. En México, por ejemplo, tenemos mucha gente esperándonos.

Formarán parte del Primavera Sound, que por primera vez se hace en el país. ¿Cómo están proyectados en eso teniendo en cuenta la magnitud del festival?

La vedad es que estamos concentrados en las fechas que se vienen. El festival es entre octubre y noviembre, y falta bastante. Sabemos que será una experiencia grosa porque el festival es gigante. Hay muy pocos artistas nacionales en la grilla, y ser considerados para participar lo sentimos como un reconocimiento. Estamos ansiosos, aunque también estamos ansiosos con lo que hay que hacer en el medio.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario