Peña restó gravedad a la suba del dólar porque está debajo de la inflación

El jefe de Gabinete del gobierno nacional adelantó que la inflación de marzo seguirá alta y cuestionó el sistema de control de precios. Ratificó el rumbo económico de la actual gestión macrista.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, adelantó este sábado que el índice de inflación "va a seguir alto" en marzo y cuestionó el sistema de control de precios, al tiempo que restó gravedad a los movimientos del dólar y defendió el tipo de cambio flotante.

El funcionario se refirió a diversos temas de la economía nacional, desde la aprobación del desembolso del FMI y la inflación como también la implementación de un sistema de control de precios, en relación con el reclamo de varios sectores para que se tomen medidas más drásticas ante los aumentos en los alimentos.

Te puede interesar...

"El control de precios es una herramienta que ha fracasado en nuestra historia y en ningún lugar de mundo se usa", dijo Peña en diálogo con radio Mitre, y consideró que tiene que haber "un control para que no haya abusos ni posiciones dominantes".

"El rol del Estado tiene que ser activo ayudando a coordinar expectativas, en los distintos productos, centralmente en tema alimentos. El Estado tiene que estar presente en esta discusión", señaló Peña.

También restó gravedad a los movimientos del dólar al afirmar que "no implican un motivo para alarmarse" y destacó que a pesar de la suba, la divisa estadounidense aún está por debajo de la inflación.

"Si uno mira el dólar en los últimos seis meses, con sus movimientos para arriba o para abajo, está por debajo de lo que subió la inflación. Así que hay que tener la tranquilidad de que los movimientos del dólar no necesariamente implican un motivo para alarmarse", manifestó.

En ese marco, el funcionario sostuvo que "el tipo de cambio fijo ha sido un gran paliativo errado, que nos generaba tranquilidad en el corto plazo, pero un enorme problema a largo plazo", por lo que defendió el tipo de cambio flotante.

En ese sentido, Peña comparó la crisis actual con situaciones críticas del pasado. "Uno recuerda una crisis como la del año pasado y la del Tequila en el 95, que generó una caída del PBI parecida pero duplicó el desempleo, lo llevó al 18 %", manifestó.

Explicó que "el tipo de cambio flotante ante un problema externo ajusta esa variable y preserva el empleo, muchas veces con un impacto de corto plazo en la inflación, que es algo que hay que trabajar y modificar estructuralmente".

Por otra parte, Peña ratificó el rumbo económico al señalar que el Gobierno tiene "compromisos asumidos de ordenar las cuentas", como también adelantó que el índice de inflación de marzo "va a seguir alto" y anticipó que el presidente Mauricio Macri podría anunciar medidas en las próximas semanas.

"Tenemos un acuerdo con el FMI y un compromiso que hemos asumido de ordenar nuestras cuentas. Tenemos que pasar este año y la cuestión electoral genera mayor incertidumbre", dijo Peña.

En ese marco, adelantó que "los datos de marzo" en cuanto a inflación "no van a ser positivos", y remarcó que comparten con la FMI "la preocupación por el atraso en cuanto a la velocidad para bajar la inflación".

El funcionario destacó como "muy positivo" el informe del Fondo sobre la marcha del programa, luego de que ayer se aprobara en Washington el desembolso de US$ 10.800 millones para la Argentina, tras concluir la tercera revisión del acuerdo stand by vigente desde el 20 de junio de 2018.

"Claramente el informe marca que ha habido una evolución positiva y que estamos cumpliendo las metas y se han sorprendido con la rapidez que lo hemos logrado", dijo Peña, quien ratificó que la principal preocupación del Gobierno hoy es "bajar la inflación y que se recomponga el salario".

LEÉ MÁS

El dólar cerró la semana con un nuevo récord: rozó los 45 pesos

El FMI envía más fondos pero pide más impuestos y ajuste por la inflación

Fuente: Télam

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído