El clima en Neuquén

icon
24° Temp
67% Hum
La Mañana perpetua

Perpetua y 23 años por doble crimen en un colectivo

Dos hombres fueron condenados por asesinar a un policía y a un barrendero.

buenos aires

Un hombre fue condenado a la pena de prisión perpetua y otro recibió 23 años de cárcel, acusados de haber asesinado a un efectivo de la Policía Federal y a un barrendero durante un asalto a bordo de un colectivo cometido en octubre del 2020, en medio de las restricciones para circular por la pandemia, en el barrio porteño de Barracas.

Te puede interesar...

El Tribunal Oral en lo Criminal 7 le aplicó la pena máxima a Diego Gastón Guida (41), al considerarlo el autor material del hecho, y 23 años de cárcel para su cómplice, Cristian Ramón Vivas (43), en lo que fue el final del juicio por el doble homicidio del efectivo Esteban Nicolás Lagos (28) y de Juan Roberto Bonifacio (34).

En el caso de Guida, los jueces Gustavo Alterini, Gabriel Vega y Alejandro Nocetti Achával lo consideraron autor de los delitos de “robo agravado por su comisión con un arma de fuego en concurso ideal con doble homicidio calificado por haber sido perpetrado para consumar otro delito y procurar su impunidad” (criminis causa) y además lo declararon reincidente. A Vivas le dictaron la pena menor de 23 años, porque entendieron que cometió un “homicidio en ocasión de robo” y ya fijaron como fecha de vencimiento de dicha pena el 25 de octubre de 2043.

La lectura de la sentencia fue presenciada por familiares de ambas víctimas, quienes se manifestaron conformes con la pena aplicada a ambos acusados. Fabiana, la madre de Lagos, se lamentó ante Télam por la ausencia de su hijo: “Estoy conforme con la sentencia, pero en realidad a mi hijo no me lo devuelve nadie”.

“Si la Justicia hubiera actuado antes, hoy yo tendría a Esteban; ojalá que esta vez no los suelten”, se lamentó Fabiana, haciendo referencia a que el condenado Guida tenía antecedentes por robos y había sido excarcelado 20 días antes de cometer los crímenes cuando una Cámara le fijó una fianza de 10.000 pesos y lo encomendó a “someterse al cuidado” de su mamá y una vecina.

Por su parte, Graciela, la viuda de Bonifacio, también se mostró satisfecha con el resultado del juicio, aunque explicó que “el dolor permanece”. “Lo que me tranquiliza es saber que otra familia no va a pasar por esto, por lo menos con este hijo de su buena madre”, dijo la mujer. Por su lado, una de las abogadas de las familias de las víctimas, Valeria Corbacho sostuvo en diálogo con Télam que el veredicto “refleja lo que se probó en el juicio”.

El hecho ocurrió el lunes 19 de octubre de 2020, a las 23.40, en pleno Aislamiento, Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) por la pandemia, a bordo del interno 4845 de la línea 100, ramal 1.

La autopsia determinó que el policía recibió 4 tiros: en el cuello, en el pecho, en un brazo y en una pierna, mientras que el recolector de residuos Bonifacio fue alcanzado por un único tiro que ingresó por la espalda.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario