Picún: acusado de matar a su mujer quedó en libertad

El hombre no podrá acercarse a su hijo de 3 años.

NEUQUÉN

“Ya me decidí, me voy a divorciar, pero tengo miedo porque no sé cómo irá a reaccionar Gonzalo, es capaz de hacer cualquier cosa”. Esa fue la frase que le había dicho Sandra Merino (43) a su hija Mayra dos días antes de que la mataran. Su esposo, Gonzalo Alarcón Medina (38), quien está acusado de asesinarla de 15 puñaladas, quedó en libertad.

Un Tribunal de Impugnación integrado por los jueces Héctor Rimaro, Florencia Martini y Alejandro Cabral decidió anular la prisión preventiva de tres meses que le fue dictada a Alarcón Medina el 7 de julio, un día después del crimen. En cambio, le exigieron presentarse una vez por semana a la Comisaría de Picún Leufú.

El argumento de los magistrados fue que no existe riesgo de entorpecimiento de la investigación, dado que sólo resta efectuar una cámara Gesell al hijo de 3 años de la pareja, el cual habría presenciado el asesinato.

En este sentido, el tribunal le impuso una restricción de acercamiento hacia el pequeño y a la familia de Sandra.

Había antecedentes de violencia

“La vez anterior la golpeó y la corrió con un arma de caza. Mi mamá cargaba a mi hermanito, la intentó matar y la socorrió un vecino”, recordó Mayra sobre el episodio del 8 de junio. La hija de Sandra aseguró que la campera que usó su madre ese día está toda rota.

La joven apuntó que 48 horas después, su mamá realizó la denuncia y que una jueza le dictó a Alarcón Medina una restricción de acercamiento, la cual infringió el día del hecho. “Mi madre cambió el número de teléfono, me dijo que tenía miedo”, indicó, e indignada señaló que él hizo lo que quiso.

Mayra y sus dos hermanos mayores, desconsolados pero firmes, advirtieron que Alarcón Medina es un peligro para la sociedad y detallaron que el hombre ya tiene otras denuncias por violencia.

“A su propio hermano, en una noche de descontrol, lo golpeó tanto que lo dejó inconsciente”, relató Mayra, y señaló que después le siguió pegando hasta que le fracturó el tabique y la mandíbula.

Bronca, dolor y temor, así definen los sentimientos que atraviesan los hijos de Sandra mientras sostienen una fotografía suya. “A nosotros nada ni nadie nos garantiza que él no se vaya a acercar al nene o que no nos vaya a hacer algo”, expresaron.

Final anunciado

La estaba esperando para matarla

“Se bajan del auto y Alarcón la estaba esperando con el cuchillo listo, no la dejó caminar dos pasos y la apuñaló”, sentenció Mayra, en referencia al crimen de su madre, quien estaba con su hermanito de 3 años.

El pasado 6 de julio, cerca de las 19, Sandra fue asesinada de 15 puñaladas cuando llevaba a su hijo a la casa de sus abuelos, en una chacra de Picún Leufú. Alarcón Medina fue acusado por el homicidio tras estar siete horas prófugo. La figura de la causa es femicidio.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído