Por falta de aulas, están sin clases en la U32

La situación se reveló en una audiencia pública. Ya se abrió una instancia de mediación.

Problemas edilicios y de convivencia con los penitenciarios en la Unidad de Detención N° 32 tensaron la cuerda a tal punto que los docentes que concurren a dictar clases no solo tomaron medidas de fuerza, sino que además denunciaron en fiscalía la situación en la que trabajan y cómo la Policía les niega a los presos el derecho a la educación. Ahora, se abrió una instancia de mediación.

Desde el año pasado, los docentes que trabajan en la modalidad educativa en contextos de privación de la libertad vienen paliando la situación “en forma gauchesca”, indicaron en la audiencia pública que se realizó en Zapala.

Te puede interesar...

En dicha audiencia, describieron la situación en la que están. “Trabajamos en condiciones que no son dignas ni para los alumnos ni para los profesores”, indicó Guillermo Cavaller, uno de los docentes.

La espiral de desencuentros llevó a que desde el lunes 6 de mayo no se estén dictando clases. El viernes 10 de ese mismo mes los docentes denunciaron en fiscalía y se dio curso al legajo 28507, que fue derivado a la oficina de mediación. Por lo pronto, las clases no volverán a la normalidad hasta que no estén garantizadas y monitoreadas las actividades por el Poder Judicial.

Sin espacio edilicio

Una de las cuestiones que pusieron al descubierto los docentes es que las clases se dictan en espacios no áulicos, como salas de visitas y un improvisado taller que están pegados a los pabellones y separados por rejas, por lo que se producen incidentes entre los internos que intentan estudiar y los que están escuchando música en el pabellón.

A esto se suma que muchas veces, cuando llegan los docentes, esos espacios están ocupados por otros presos que han sido alojados producto de algún traslado, por lo que no se puede dictar clases.

En otras ocasiones no hay luz, calefacción o se han desbordado los baños y el lugar está inundado de líquidos cloacales.

“Si no funcionan estos acuerdo institucionales, nos sentimos perjudicados. Los docentes y los estudiantes no pueden enseñar y aprender en un estado de alerta. Por ejemplo, no saben quién va a entrar a la mañana, porque hacen traslados inminentes y los penitenciarios irrumpen, entran y sacan a los jóvenes”, explicó el docente Cavaller.

La problemática incide en la vida cotidiana de los internos y los docentes le dejaron en claro a la jueza Leticia Lorenzo que los niveles de violencia crecieron, al punto de impactar en el espacio pedagógico.

Tras la audiencia, Lorenzo sugirió a la fiscalía recurrir a una instancia de mediación que se abrió el viernes.

“En ese espacio nosotros queremos que estén presentes, además de los mediadores de Zapala, los jefes policiales, fiscalía, la jueza de ejecución penal y autoridades del Consejo Provincial de Educación, para encontrar una verdadera solución”, advirtió Cavaller.

Recuadro-aulas-policías.jpg

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído