Por falta de testigos, zafó de la segunda pena por homicidio

Se trata de Julio César Gutiérrez. Uno de sus crímenes quedó impune.

Por falta de testigos, el crimen de Brian Painemilla (25), ocurrido en Cutral Co, quedó impune y el único acusado, Julio Cesar Gutiérrez (25), fue sobreseído. Es que tres testigos no declararon y el cuarto fue asesinado este año por un Policía tras robarle el celular.

Ayer, en lo que debía ser la primera jornada del juicio contra Gutiérrez por homicidio agravado por el uso de arma de fuego, se resolvió que el acusado fuera sobreseído luego de que los cuatro testigos presenciales no declararon.

Te puede interesar...

En este trágico contexto se dejó expuesta una situación particular en la que uno de los testigos, Jesús Morales, fue asesinado este año y que Gutiérrez fue declarado culpable la semana pasada por otro crimen. Por ese hecho, le cabe la pena de prisión perpetua (ver aparte).

“Las otras tres testigos no vinieron, no quisieron declarar. Dos de ellas se fueron de la provincia”, explicó el fiscal del caso Gastón Liotard a LM Neuquén, sobre la ausencia de las demás testigos.

Por-falta-de-testigos,-zafó-de-otra-pena-por-homicidio-3.jpg

El crimen

Brian Painemilla murió la tarde del 9 de junio de 2018 en el hospital Castro Rendón, adonde había sido trasladado luego de recibir asistencia en el hospital de Complejidad IV de la ciudad de Cutral Co.

Esa madrugada, tras una discusión protagonizada en el interior del pool ubicado en calle Olascoaga, la víctima recibió un disparo en la cabeza. Previamente, Gutiérrez lo golpeó, se subió a un Clio gris y tras conducir unos metros, se bajó y disparó al menos tres veces en dirección a Painemilla y su novia.

El vehículo fue clave para dar con el presunto autor, ya que tras un allanamiento se lo pudo encontrar, detener, acusarlo e dictarle 30 días de prisión preventiva. También se había determinado que al auto le habían retirado el polarizado, con la clara intención de ocultarlo.

Una vez cumplido el plazo de preventiva, Gutiérrez recuperó la libertad. A los seis meses volvió a cometer un crimen y, en esta oportunidad, una vez que lo detuvieron y acusaron, quedó con prisión preventiva por más tiempo.

Por-falta-de-testigos,-zafó-de-otra-pena-por-homicidio.jpg

Sin pruebas, quedó impune

Pese a que el día del crimen había testigos presenciales, ayer ninguno declaró y la fiscalía tuvo que pedir el sobreseimiento. Ante ello, el tribunal -compuesto por los jueces Raúl Aufranc, Laura Barbe y Patricia Lupica Cristo- avaló el pedido y sobreseyó a Guitérrez por el crimen de Painemilla.

En una audiencia previa al juicio, la jueza Carolina González le impuso una prohibición de salir del país o de la provincia sin previo anuncio y presentaciones periódicas ante la Justicia.

Las medidas regirán hasta el 16 de septiembre, cuando se realice la determinación de pena por el otro crimen (Colihuinca) que cometió.

El viernes pasado, un jurado popular lo halló culpable de homicidio criminis causae, delito que prevé prisión perpetua.

LEÉ MÁS

Caso Tinder: confirmaron pena al acusado con un fallo con perspectiva de género

Abusó de su hija por 10 años y dañó su salud mental

Habló el acusado de matar a golpes a su hermano

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído