El clima en Neuquén

icon
16° Temp
36% Hum
LMNeuquen crimen

Prorrogaron la domiciliaria a la asesina confesa de Plottier

Será hasta el juicio. Quedan dos meses de investigación y la dura calificación la llevará ante un jurado popular.

Sara Miranda, acusada por el homicidio de Roque Mora en su vivienda de Plottier sucedido en julio, seguirá detenida en su domicilio por otros seis meses. La jueza avaló lo requerido por la fiscalía teniendo en cuenta que se verificó la eficacia de la cautelar que venía cumpliendo y en pos de que el proceso sea resguardado hasta el juicio.

En una audiencia celebrada este miércoles por la mañana, la fiscal Eugenia Titanti junto al asistente letrado Bruno Miciullo solicitaron la extensión de seis meses sobre la prisión domiciliaria de Miranda, acusada de asesinar salvajemente a Roque Mora (73) para saldar sus deudas de juego. Cabe recordar que en un comienzo, la defensa de la mujer buscó establecer la teoría de legítima defensa ante un presunto intento de abuso, pero esto fue duramente refutado por nueva evidencia que llevó a una reformulación de cargos.

Te puede interesar...

Según la teoría de la fiscalía, Miranda mató y torturó a la víctima para robar sus ahorros, dinero con el que comenzó a saldar sus deudas de juego al día siguiente del crimen. Actualmente, la mujer se encuentra acusada de homicidio doblemente agravado por ensañamiento y criminis causa, en concurso real con robo calificado por el uso de arma.

Domiciliaria eficaz

Titanti, primera en tomar la palabra, solicitó una prórroga de la cautelar por seis meses y fundamentó el pedido con los riesgos de entorpecimiento presentes. No obstante, explicó que aunque en un comienzo la parte acusadora había solicitado una preventiva (que no fue otorgada), no demostró ser necesaria.

"En el transcurso de estos dos meses corroboramos que la acusada no tuvo contacto con los testigos, que se mantuvo en su domicilio en todo momento y en todas las oportunidades que los rondines acudieron a la firma de planilla, estaba presente y así lo hizo. Estos son parámetros que nos permiten considerar que si bien no fue la medida solicitada en su momento, entendemos que fue eficaz para resguardar el proceso", se explayó la fiscal.

image.png

Los abogados de la querella adhirieron al pedido.

Las defensoras Celina Fernández y Jorgelina Montero no se opusieron a la extensión, aunque sí a su duración, ya que les parecía excesiva teniendo en cuenta que sólo restan dos meses de investigación previos al juicio. Por ello, propusieron que el plazo a cumplir sea de tres meses.

Sin embargo, la fiscalía indicó que los seis meses permitirían no sólo culminar la investigación sino también atravesar el juicio, que de mantenerse la calificación actual sería ante un jurado popular.

Al momento de resolver, la jueza Estefanía Sauli expresó su acuerdo con la fiscalía y avaló lo requerido en todos sus términos. "Se encuentra fundado el riesgo de entorpecimiento y seis meses resultan razonables", remarcó.

Pedidos de la defensa

Además de la cautelar discutida, las defensoras de Miranda hicieron dos planteos respecto a una "mejora de las condiciones de detención". En primer lugar, solicitaron que los rondines de la Policía, dispuestos para corroborar el cumplimiento de la detención domiciliaria, sea dentro de un horario estipulado desde las 10 hasta las 21. Según alegaron, el pedido fue realizado en pos de que la acusada "sepa lo que está firmando", dado que los efectivos han acudido a la vivienda en horarios en que se encontraba durmiendo debido a la medicación recetada.

image.png

Tanto la fiscalía como la querella se opusieron rotundamente al requerimiento, argumentando que no cuentan con los informes médicos oficiales ni ninguna historia clínica que den cuenta de la "vulnerabilidad" psíquica de Miranda. "Sólo contamos con un informe de Salud Mental del Hospital Heller del día de su detención, que dice que ella no representa un riego ni para sí misma ni para terceros", refirió Titanti, y recordó que las defensoras se opusieron dos veces a la pericia psicológica y psiquiátrica solicitada posteriormente.

El querellante Lucero también expresó su oposición ante un calificativo utilizado por la defensa mientras detallaban la situación de la acusada: "La única gran tragedia acá es que mataron salvajemente a Roque Mora y no hay que desviarnos del eje".

La defensora Celina Fernández explicó que los informes que detallaban la situación de su defendida no habían sido presentados dado que nunca se recibió respuesta del hospital e insistió en un diagnóstico por "depresión aguda y estrés post traumático". Respecto a la negativa ante el pedido de pericia, expresó: "Nos opusimos porque la objetividad no está garantizada dentro del gabinete de Psicología y Psiquiatría del Poder Judicial".

La magistrada a cargo de la audiencia una vez más le dio la razón a la fiscalía y dijo que no consideraría el pedido hasta no recibir los informes pertinentes de Salud Mental.

Finalmente, el último pedido se trató de la entrega de un celular a Miranda, para garantizar su comunicación constante con sus hijas, su hermana, profesionales de Salud Mental del Heller y sus abogadas. El mismo no fue controvertido y la jueza hizo a lugar, procurando que se informe detalladamente las características del celular a entregar y que sólo sea utilizado para realizar y recibir llamados a los números especificados.

image.png

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

14.285714285714% Me interesa
5.7142857142857% Me gusta
2.8571428571429% Me da igual
5.7142857142857% Me aburre
71.428571428571% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario