River hizo el milagro, lo dio vuelta en el cierre y es finalista de la Copa 

Con dos goles en los minutos finales, el segundo del Pity, de penal, tras una falta cobrada por el VAR que desató la polémica, el Millo le ganó 2-1 al Gremio y espera por Palmeiras o Boca.

River hizo el milagro. Cuando parecía que lo tenía perdido, abajo 2 a 0 en la llave semifinal, con pocos minutos por jugar, dio vuelta el partido, la serie y se metió en la gran final de la Copa Libertadores.

El Millo ganó 2 a 1 en Brasil ante el campeón de América gracias a un gol de Santos Borré que igualó el partido y a un penal anotado por el Pity Martínez en tiempo de descuento tras una falta cobrada por el árbitro a instancias del VAR, por una mano clara que nadie vio en la cancha pero que en la revisión le dio la derecha a la tecnología.

Te puede interesar...

Así, casi como una revancha de lo que había pasado hace un año ante Lanús, River se metió en la final y espera por Palmeriras o Boca, que juegan este miércoles a las 21:45.

River dominó la pelota y metió en su campo al Gremio de Brasil en casi todo el primer tiempo del partido de vuelta de las semifinales de la Copa Libertadores. Pero el conjunto de Renato Portaluppi, que le ganó 1 a 0 en el Monumental, se fue al descanso ganando por la mínima diferencia gracias a un gol de Leonardo Gomes a la salida de un tiro de esquina.

El conjunto de Marcelo Gallardo -quien no estuvo en el banco de suplentes por una sanción de la Conmebol- fue por el milagro desde el inicio y para ello, el “Muñeco” plantó un once inicial con una gran sorpresa: dejó afuera a Pity Martínez, quien tuvo un flojo desempeño en el partido de ida.

El Millo dominó al campeón de América, pero no logró definir ninguno de sus avances y en una de las pocas que tuvo el local, consiguió el gol.

A los 35 minutos, Leonardo Gomes remató de volea en la puerta del área, tras un rebote de un córner, y la pelota se metió por el palo más lejano de Armani, que no llegó a desviarla.

En la segunda mitad, River volvió a tomar el control, pero los minutos se consumían y el 1-0 no se movía. Hasta que nueve del final Santos Borré metió la cabeza para darle vida al Millonario. Y poco después, ante un remate de Scocco, la pelota dio en la mano de un defensor y nadire se percató. Pero el árbitro Cunha, el mismo que había manejado el VAR hace un año en la cancha de Lanús, fue avisado de la infracción, la vio y no dudó en dar el penal.

El Pity lo cambió por gol varios minutos después, tras las protestas de todo Gremio, y aunque los hinchas millonarios sufrieron por un eterno descuento (más de 13 minutos), el 2 a 1 no se movió y le dio el pase al equipo de Gallardo. Que sumó otro mojón histórico y ahora busca su segunda Libertadores, la cuarta del club.

Embed
Embed
Embed

LEÉ MÁS

Un palco para Gallardo: River va por la revancha

Guillermo tampoco podrá dirigir en la semi de Copa Libertadores

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído