River, un campeón del primer mundo

Inolvidable. El Millonario le dio vuelta un partidazo a Boca y con el 3 a 1 en el alargue se coronó por cuarta vez en América. Fiesta interminable.

Madrid. Histórica. Memorable. Infartante. Espectacular. Sobran los adjetivos calificativos para describir la hazaña de River en esta Copa Libertadores. En un verdadero partidazo, el Millo le dio vuelta el resultado a Boca y tocó el cielo con las manos con el 3 a 1 definitivo en el tiempo extra. Lo ganaba Boca con el tanto del Pipa Benedetto en el primer tiempo y el Millonario lo invirtió con los goles de Lucas Pratto, Juanfer Quintero y Pity Martínez, ya en el alargue.

Boca fue mejor en el primer tiempo, con un esquema cerrado, casi sin fisuras y generando peligro, sobre todo en la pelota parada.

Te puede interesar...

En tanto, River mejoró ostensiblemente en el segundo tiempo; el ingreso de Quintero le dio más vuelo y logró una merecida igualdad.

Así fueron al suplementario, período en el que la expulsión del mediocampista colombiano Wilmar Barrios, a los 2 minutos, modificó la estructura del partido.

Otro colombiano como Quintero fue el encargado de romper la igualdad con un soberbio zurdazo a los 5 minutos del segundo tiempo del alargue.

Y con Boca desesperado por el empate, Pity Martínez corrió al arco vacío y liquidó la historia para hacer delirar a los hinchas millonarios. De esta forma, River logró su cuarta Copa Libertadores, segunda bajo el mandato de Marcelo Gallardo, que se suma a las de 2015, 1996 y 1986.

El colombiano Juanfer Quintero anotó un verdadero golazo, el del 2-1.

"Tengo 36 años, voy a cumplir 37, y sé que ya no puedo pedir más nada. Lo que venga de aquí en adelante será para valorar muchas cosas”.Leo Ponzio. El emblema del Millo y otra vuelta

"Ganar una Copa de esta manera lo disfruto al máximo, no se vive todos los días".Franco Armani.El arquero de Rivefue clave en esta Copa.

La desilusión de los jugadores de Boca tras perder la final.

Final inolvidable

Apenas empezado el primer tiempo suplementario, llegó una jugada que terminaría siendo decisiva para el desarrollo: la expulsión de Barrios.

El colombiano fue con vehemencia a disputar el balón con Palacios y no pareció cometer infracción, pero el juez uruguayo Cunha consideró lo contrario, le mostró la segunda amarilla y lo echó del campo de juego.

Con un futbolista menos, a Boca el partido se le hizo cuesta arriba, se metió todavía más atrás para aguantar ante un River que redoblaba los esfuerzos para evitar los penales.

Y como si los problemas para Boca no fuesen suficientes, Fernando Gago se lesionó solo a cinco minutos del final. De esta manera, dejó al equipo con nueve hombres, ya que los cambios estaban agotados.

Pese a todo esto, sobre el final casi llega el empate, en un despeje defectuoso de la defensa millonaria, tomado por Jara, cuyo remate se desvió en un rival y pegó en el palo.

Ya en tiempo de descuento, y con todo Boca jugado en ataque, River sacó la contra, Martínez corrió desde la mitad de la cancha en soledad y empujó el balón al fondo de la red, marcando el tercer gol y definitivo para desatar el grito de los hinchas millonarios.

Así llegó el final de esta historia de película, que mantuvo en vilo a la patria futbolera durante un mes.

River escribió una de sus páginas más gloriosas al vencer al eterno rival dándole vuelta el partido y conquistando su cuarta Libertadores. ¡Salud, campeón!.

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído