Robaron el celular con la amenaza de muerte a la mujer que el ex le dio 40 días de vida

Belén aseguró a LU5 que le robaron carpetas con sus denuncias, un teléfono celular y una tablet.

Belén, la mujer de 31 años que denunció que su ex la amenazó con matarla esta semana, sufrió el robo de varias pertenencias en momentos en que se ausentó de su casa. Afirmó que desconocidos se llevaron la denuncia que presentó ante la Fiscalía y un teléfono celular que iba a ser presentado como prueba de la violencia de género que sufre desde hace un año.

En declaraciones a LU5, la mujer explicó: "Me ausenté un momento de mi casa y le había avisado a la policía que no iba a estar por una hora. Cuando llego a mi casa me encuentro con que habían entrado, estaba todo tirado y faltaban cosas".

"A todo esto la policía estaba afuera en el móvil y, según ellos, nunca vieron nada", aseguró, y detalló que los ladrones se llevaron "una carpeta con las denuncias sobre este caso, una tablet y un celular".

Le robaron a la mujer que denunció a su ex por golpearla y amenazarla de muerte

Belén denunció días atrás que su ex pareja, a quien denunció en innumerables ocasiones por golpearla, la amenazó, le dio "40 días de vida". Además dijo que ese plazo "se cumple esta semana".

La mujer y Sergio, chofer de colectivos en San Martín de los Andes, convivieron seis años y tuvieron una hija, que hoy tiene casi 3 años. Cansada de los insultos y de los golpes, un día tomó la decisión de separarse, pero él no lo aceptó. Hace un año cayó a su casa y vivió una experiencia terrible. “Yo agarré a mi bebé y él me pegó y me fracturó en tres la nariz. Salí a la calle y me ayudó un policía que logró detenerlo”, recordó Belén.

Por ese violento ataque, Sergio fue condenado a dos años en suspenso y se le impuso una restricción de acercamiento a 200 metros y de ejercer actos de perturbación que nunca cumplió.

"Supo adónde me había mudado, pasaba en el colectivo por el frente de mi casa. Un día me cruzó, me agarró de los pelos y me empujó. Volví a denunciarlo", expresó la joven.

En marzo, la fue a buscar al trabajo y la agredió. "Perdí el trabajo por eso", contó.

Ahora, ella tiene que vender ropa en la calle para pagar el alquiler y darles de comer a sus dos hijas, una de 10 y la menor. La cuota alimentaria la consiguió por medio de una acción judicial.

A partir de la condena, la joven madre continuó denunciando al hombre que nunca respetó las imposiciones de la Justicia.

LEÉ MÁS

Terrible: su ex amenazó con asesinarla esta semana

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído