Robó pero dejó su huella: la reja le amputó un dedo

Un ladrón escapó de una vivienda con una garrafa aunque sin una falange, que le quedó incrustada en una púa de seguridad. Aun así está prófugo.

Misiones.Un joven de 19 años robó, huyó y todavía no lo pescaron, pero dejó una huella en el lugar del hecho. Y en este caso, literalmente dejó una huella, porque al escapar de la casa en la que había robado una garrafa, saltó la reja perimetral y una mano se le quedó enganchada en las filosas púas de seguridad y le amputó un dedo. Este curioso episodio ocurrió en una vivienda de la zona oeste de Posadas, Misiones, y a la Policía le resultó sencillo identificar al ladrón: averiguaron en los hospitales de la zona quién había ido a hacerse atender por la amputación de un dedo y enseguida consiguieron los datos del muchacho. El tema es que para ese momento, el chico ya había sido dado de alta y ahora las autoridades misioneras lo están buscando.

El dueño de la casa, un hombre de 37 años, advirtió que le faltaba una garrafa de 10 kilos que guardaba en su patio. Al intentar reconstruir los pasos que hizo el ladrón dentro de su jardín, se llevó la desagradable sorpresa cuando notó que había algo que sobresalía de los pinches “antiladrones” y al acercarse vio que un dedo había quedado incrustado ahí.

Te puede interesar...

El hombre hizo la denuncia y los policías llegaron al lugar si poder creer lo que ocurría hasta que ellos mismos lo comprobaron. Dieron aviso a los hospitales y, por supuesto, tomaron la huella digital. Al rato, del Hospital René Favaloro confirmaron que habían atendido un caso de amputación pero que el damnificado ya había sido dado de alta. Ahora está prófugo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído