Rompieron un blíndex en el Bajo y robaron $25 mil

Fue cerca de las 7 de la mañana de ayer en una colchonería.

NEUQUÉN

“Tendría que haber depositado todo”, se lamentó Nilda, la encargada de la colchonería Dormilindo, al llegar a trabajar al comercio y notar el faltante de 25 mil pesos y la vidriera rota. Durante la madrugada del lunes, delincuentes destrozaron un blíndex y se llevaron el dinero de la mueblería.

Eran poco después de las 7 cuando un efectivo que esperaba el colectivo para volver a su casa escuchó una fuerte explosión. Se acercó hasta el lugar de donde provenía el estruendo y se encontró con que habían roto uno de los paneles de la vidriera del local ubicado en Perito Moreno y Bahía Blanca. “Inmediatamente dio aviso a la central y concurrió un móvil de la Comisaría 1ª al comercio”, explicó el comisario Oscar Montecino, de la dirección de Seguridad Este.

Además, comentó que en el lugar fue la encargada quien detalló que el dinero estaba dentro de una caja de cartón.

Personal de Criminalística levantó rastros de dos pisadas dentro del local y algunas huellas dactilares en el vidrio roto que da a la calle, datos clave para tratar de dar con los delincuentes.

Nilda explicó que el comercio no cuenta con cámaras de seguridad, pero que ya habló con los dueños, que están en la casa matriz en Buenos Aires, y seguramente instalarán algún dispositivo en los próximos días. “Cuando llegué, ya estaba la Policía. Vi el vidrio roto y me fui a verificar dónde había dejado la plata, pero no estaba”, indicó.

Contó que el sábado depositó gran parte del dinero y había guardado 25 mil pesos para pagarle el lunes a primera hora a uno de los proveedores. “Por lo general siempre saldamos todo el sábado, para no dejar nada los fines de semana”, resaltó la encargada, y afirmó: “Nunca dejamos plata, y ahora menos”.

Por último, enumeró que han sido víctimas de hechos de vandalismo una infinidad de veces, pero nunca les habían robado. “Hace 9 años que estoy trabajando acá y muchas veces rompieron los vidrios para hacer daño, pero es la primera vez que nos entran a robar”, finalizó.

Patachorros

Otra vez se llevaron peluches

El accionar fue el mismo de siempre, llegaron en una moto, rompieron uno de los vidrios y se llevaron seis osos de peluche. Todo esto en apenas 35 segundos, sin que nadie viera nada. El hecho ocurrió el domingo a las 5:16 de la madrugada en la florería Pehuén, ubicada en Carlos H. Rodríguez al 400. En las grabaciones de las cámaras de seguridad se puede ver cómo a las 5:16:32 llegaron dos jóvenes en moto y con cascos puestos. Mientras uno se queda esperando y preparando la huida, el otro comenzó a tirarle las dos piedras que llevaba en la mano al blindex de la puerta. Como no se rompía, a las 5:16:51 se ve claramente cómo derriba la puerta a patadas. Una vez dentro del local y con la alarma activada, agarró ocho osos, se los puso debajo del brazo izquierdo y salió corriendo hacia la vereda. En la huida, perdió dos peluches, pero no volvió a buscarlos. Este es el séptimo robo que sufre el comercio en menos de dos años y los dueños decidieron que esta semana colocarán rejas. El botín tiene un valor de 8 mil pesos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído