Rosario queda más cerca

El crédito de Estados Unidos. El proyecto de unir Vaca Muerta con Santa Fe tuvo un respaldo sustancial con un crédito de 350 millones de dólares.

Argentina y Estados Unidos acordaron el financiamiento de una serie de obras entre las que se encuentra una que podría provocar un salto de calidad en el transporte de hidrocarburos de la cuenca neuquina.

Se trata del proyecto de unir Vaca Muerta con San Nicolás (Santa Fe) con un nuevo ducto troncal.

Te puede interesar...

Es el anunciado proyecto de Transportadora Gas del Norte, que es una medida sustancial para dar una respuesta al atolladero del cuello de botella hacia el que marcha hoy el fluido que producen las operadoras que operan en la formación geológica neuquina.

Estos fondos se canalizarán a través de la Corporación para la Inversión Privada en el Extranjero (OPIC por sus siglas en inglés), que en total desembolsará unos 813 millones de dólares. Se prevé que de este total 350 millones se destinen a la obra, que podría iniciarse el año que viene.

“Este es un paso sumamente importante que está dando la Argentina si se tiene en cuenta que desde hace más de siete años la OPIC no realizaba inversiones en nuestro país”, remarcó Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de la Nación, durante la forma del acuerdo realizada el miércoles pasado.

Creada en 1971, la OPIC es una institución norteamericana que depende del presupuesto del Congreso de Estados Unidos para financiar obras que pueden tener impacto en el desarrollo o beneficiar a capitales estadounidenses en el exterior.

ep11-f01-gasoducto.jpg

Se prevé que el gasoducto de TGN pueda transportar unos 22 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/día).

Este volumen equivale a casi el 30% de la producción neuquina diaria actual, en torno a los 70 millones de metros cúbicos, de acuerdo con el registro de octubre pasado que hizo conocer esta semana el gobierno provincial.

Este nuevo gasoducto permitiría descomprimir una creciente producción de gas en la provincia. Se cree que para el invierno próximo la capacidad de transporte quedará saturada.

El gas neuquino dio un salto pronunciado en la producción a partir de políticas de subsidio, que establecieron un precio más alto para las operadoras que vinieran a invertir en la cuenca neuquina.

En cuestión de meses, entre finales de 2016 y principios de 2017, dio los primeros pasos para terminar en el actual contexto, en el que los ductos están a punto de ser abarcados en el total de su capacidad: hay algo así como 7 MMm3 de capacidad ociosa.

Esta medida, que podría traer soluciones de corto a mediano plazo, se complementa con otros anuncios de los últimos meses. Por un lado, la apertura del frente exportador, que también implica un alivio para la mayor producción de las operadoras en momentos de caída de la demanda interna. Y, por otro lado, proyectos como el de generar GNL, como el de YPF, que con una barcaza en Bahía Blanca en el segundo trimestre del año próximo procesará gas neuquino.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído