Santana, el líder de la banda narco, ya está preso en la U11

El empleado provincial y su hijo mayor cumplen sus condenas por robo agravado y coacción.

Neuquén.- Juan Carlos Santana, el líder de una banca narco y empleado del Ministerio de Desarrollo Social, entró ayer a la U11 para cumplir su condena por robo agravado y coacción. También lo hizo su hijo mayor, Carlos, pero no el menor, Lucas, porque sobre él resta que se le unifique otra condena por intento de homicidio.

En agosto de 2017, un tribunal de jueces entendió que quedó demostrado el robo y posterior coacción, por lo que les impusieron penas efectivas para todos. La declaración de la pareja víctima del hecho fue clave.

Los hechos ocurrieron el 15 de agosto de 2016, cuando padre e hijos, junto con un cuarto cómplice, entraron a la fuerza a la casa de una pareja vecina del barrio Belén, los amenazaron de muerte y les robaron una moto y un celular. Más tarde, extorsionaron a la mujer para que firmara el boleto de compraventa de ese vehículo.

Recién ayer, en una audiencia, la jueza de Ejecución Raquel Gass estableció que estaban dadas las condiciones para que padre e hijo comiencen a cumplir la sentencia, luego de que la fiscalía le informara que el 18 de abril el TSJ rechazó el recurso extraordinario presentado por la defensa particular. El propio Gustavo Lucero confirmó la situación sobre el pedido de sobreseimiento que había realizado.

Sin embargo, el defensor hizo un par de aclaraciones sobre la situación de salud de Juan Carlos Santana. “Tiene hipertensión arterial, diabetes, estuvo internado por una prostatitis crónica y se le ha entregado una serie de medicamentos que tiene que tomar todos los días, por lo que le solicito que le ordene a la unidad de detención que se le garanticen al señor los medicamentos que los médicos indican como indispensables para su estado de salud”, expresó.

Al respecto, el asistente de la fiscalía, Andrés Carrea, no opuso objeciones, por lo que la jueza ordenó para ambos el inmediato cumplimiento de la pena; y, para el padre, que la cárcel le garantice los medicamentos y le otorgue una dieta para diabéticos e hipertensos.

A la fecha y pese a tener una condena penal, Juan Carlos Santana es empleado provincial.

Cuatro años de prisión efectiva por robo agravado y coacción

Es la pena que deberá cumplir Juan Carlos Santana. Por la misma causa, a su hijo Carlos Enrique le dictaron 3 años y 6 meses, mientras que a su otro hijo, Lucas, 3 efectivos.

Lucas tiene dos condenas, pero aún está en libertad

Al igual que su hermano y su padre, Lucas Santana (24) también fue condenado por robo agravado y coacción y más tarde por intento de homicidio. Pese a tener dos sentencias en su haber, a la fecha se encuentra en libertad a la espera de que ambas sentencias queden firmes y le unifiquen las penas.

En octubre de 2017, fue sentenciado a cinco años y seis meses de efectivo cumplimiento por tentativa de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego.

El violento hecho ocurrió el 31 de marzo de 2016, cuando Lucas fue a una casa en el barrio Belén para dar muerte al Pollito Rojas, pero no estaba. A la noche, junto a Martín González, irrumpieron en la casa de los Rojas. Una vez adentro, Santana le gatilló en la cabeza al Pollito Rojas sin suerte porque el arma se trabó.

Fue allí que el hermano (17) del Pollito abrió fuego contra los invasores que salieron corriendo sin lograr esquivar las balas. Santana recibió tres tiros en el abdomen y sobrevivió, pero González cayó muerto en la calle. El adolescente fue juzgado por homicidio.

LEÉ MÁS

Santana va a juicio por golpear con un arma a un joven

Condenaron a los Santana por un robo con armas

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído