Scioli y Macri se disputan el apoyo de los que perdieron

Massa, Stolbizer y Rodríguez Saá ya avisaron que no quieren un gobierno de "continuidad".

Buenos Aires
Tras las elecciones del domingo, los postulantes presidenciales Daniel Scioli y Mauricio Macri ya se encuentran en pleno despliegue de sus planes para convencer a los votantes, a través del discurso y los contactos con dirigentes de otras fuerzas, quienes a la vez empezaron a dar señales de sus posturas de cara al ballotage.

Con el debate público ratificado y el resultado digerido, los candidatos del Frente para la Victoria y Cambiemos se pusieron en marcha para conquistar los respaldos que definirán al próximo presidente el 22 de noviembre.

El candidato presidencial de Cambiemos, Mauricio Macri, contó ayer que está "hablando" con el ex postulante de UNA, Sergio Massa, con el objetivo de "acordar políticas" de cara al ballotage del 22 de noviembre en el que enfrentará al oficialista Daniel Scioli.

"Sí, estamos hablando, dialogando. Hay vocación de acordar políticas; hay vocación de buscar coincidencias", sostuvo el jefe de Gobierno porteño al ser consultado sobre contactos con el líder del Frente Renovador.

A la vez, el líder del PRO reveló que el gobernador bonaerense lo "felicitó" por el resultado electoral del pasado domingo, al tiempo que consideró que la corta diferencia que sacó Scioli fue "un impacto fuerte" para el oficialismo.

Stolbizer
Por su parte, la líder del frente Progresistas, Margarita Stolbizer, anunció que no votará por el candidato del Frente para la Victoria, en momentos en que existen contactos entre dirigentes de su espacio y el PRO.

Si bien aclaró que aún no definió si acompañará al jefe de Gobierno porteño el próximo 22 de noviembre en el ballotage, la líder del GEN contestó con un rotundo "no" a la posibilidad de respaldar al gobernador de Buenos Aires.

"No votaría a Scioli porque Scioli es claramente la continuidad de este gobierno", advirtió la diputada.
El senador Adolfo Rodríguez Saá, por su parte, confirmó que espera reunirse con los candidatos presidenciales para definir su apoyo de cara a la segunda vuelta del 22 de noviembre próximo.

"Nos vamos a pronunciar", confirmó Rodríguez Saá, quien obtuvo el 1,7 por ciento de los votos en las elecciones nacionales del domingo pasado en una magra performance.

Por su lado, la candidata a vicepresidenta de Mauricio Macri desafió ayer a su par del Frente para la Victoria, Carlos Zannini, a debatir mano a mano antes del balotaje.

"A mí me parece una muy buena posibilidad que hagamos un debate y que conozcamos más a Zannini y que nos vean actuar a los dos juntos para que la gente evalúe quién tiene más condiciones para el ejercicio del diálogo y del consenso", señaló Michetti en declaraciones a radio Continental.

Sergio Massa difundirá un documento programático destinado a los candidatos que irán al ballotage.

Por el ballotage
Pasan al 27 el feriado del 23 de noviembre

El Gobierno trasladará el feriado por el Día de la Soberanía Nacional del próximo 23 de noviembre para el viernes 27, para "facilitar" la realización del ballotage entre los candidatos del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, y de Cambiemos, Mauricio Macri.

"La presidenta Cristina Kirchner me instruyó para que mandemos a hacer los actos administrativos.

El feriado se pasará al 27 de noviembre, para facilitar a todos aquellos que quieran participar del acto eleccionario. Ese es el objetivo", señaló el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, en declaraciones a la prensa en la Sala de Periodistas de la Casa Rosada.

Por la mañana, el ministro coordinador había manifestado que el pedido del espacio opositor para adelantar el feriado no había sido "analizado" por el Gobierno.

Sigue sin hablar
Cristina recordó a Néstor Kirchner

La presidenta, Cristina Fernández, permaneció ayer en Río Gallegos para conmemorar un nuevo aniversario de la muerte de Néstor Kirchner. No se mostró en público y tampoco se refirió al resultadode los comicios.

Subieron las tasas para contener la sangría de dólares

Buenos Aires
El Banco Central dispuso ayer una suba de 300 puntos básicos (3%) en todos los plazos para la licitación semanal de Lebacs y bajó de 150.000 a 75.000 dólares el límite de empresas para comprar divisas sin autorización.

Así, la autoridad monetaria busca restarle presión al tipo de cambio ante una demanda que se muestra incesante incluso en el mercado de futuros, en medio de fuertes expectativas de devaluación tras los resultados de las presidenciales del domingo.

La rebaja en la cantidad de dólares que pueden adquirir las empresas sin autorización fue criticada por la Cámara de Importadores (CIRA).

La entidad alertó sobre un posible "default comercial" y faltante de insumos básicos que se compran al exterior.

En un comunicado, advirtió que "este tipo de medidas de neto corte coyuntural pone a las empresas en situaciones cercanas al default comercial, que implican penalidades adicionales, costos de mora por incumplimiento de compromisos asumidos en tiempo y forma, y hasta interrupciones posibles de suministro de materias primas, insumos y bienes críticos para la producción y la población".

"Subió la tasa de los dos plazos más cortos en unos 300 puntos básicos", señalaron a NA desde la entidad monetaria, en medio de una jornada en la que el tipo de cambio oficial escalaba medio centavo a 9,545 pesos vendedor.

Con la suba de intereses, la entidad apunta a un incremento de los intereses que pagan los depósitos para quitarle presión al dólar fomentando el ahorro en pesos, en momentos en que se reducen las liquidaciones de divisas por parte de los agroexportadores.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído