Se esclareció una violación de una nena de 11 en 1972

El ADN y la genealogía genética llevaron a la policía a resolver un caso que hacía casi medio siglo que estaba impune.

El ADN y la genealogía genética llevaron a la policía a resolver un caso que hacía casi medio siglo que estaba impune: el secuestro, la violación y la muerte de una nena de 11 años en California.

Terri Lynn Hollis desapareció de su casa de Torrance en Acción de Gracias en 1972. Su cuerpo, vestido solo con una remera, fue encontrado al día siguiente por pescadores en un acantilado. Desde entonces, la identidad del asesino permaneció desconocida. Los investigadores detuvieron en 1974 a un sospechoso -posteriormente descartado a raíz de evidencias que lo desvinculaban del caso- e interrogaron a otros 2.000 personas, pero nada dio resultado positivo.

Te puede interesar...

Pero todo cambió hace algunas semanas cuando las autoridades exhumaron el cuerpo de Jake Edward Brown, quien murió en Arizona en 2003, para confirmar que su ADN coincidía con la evidencia. Brown había sido detenido en relación con dos casos de violación que ocurrieron después de la muerte de Hollis. La policía explicó que se había encontrado una relación entre una muestra recolectada sobre el cadáver de la menor en 1972 y material genético de un pariente del sospechoso, aportado a una base de datos genealógica.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído