Se quejaron por un sánguche y casi los matan a golpes

Una familia de turistas denunció el ataque del dueño de un bar de Villa La Angostura.

Villa la Angostura.- Un sánguche que no colmó las expectativas del cliente, un reclamo y una tremenda pelea que terminó con la intervención de Prefectura. Una familia de turistas hizo una denuncia contra el dueño de un conocido bar porque intentó atacarlos con un palo y un martillo y otras personas le pegaron al padre, de 65 años, que tuvo que ser atendido en el hospital.

Antonella (21) estuvo una semana de vacaciones junto con su novio y sus padres en Villa La Angostura. El último día, la pareja decidió ir en catamarán al bosque de los Arrayanes, pero antes pasó por un bar que está a metros del muelle y compró un sánguche de jamón y queso, por el que pagó 75 pesos.

Cuando estaban en el medio de la excursión, comprobaron que el sánguche no era triple como le había dicho el vendedor. Cuando volvieron, lo primero que hicieron fue reclamarle al dueño. Pero la reacción fue tremenda, cargada de violencia.

“Le hablé con respeto, lo traté de usted, y le dije que no quería la plata, que mi intención era que supiera que el producto no era lo que esperaba”, relató en su cuenta de Facebook la joven bonaerense.

La joven relató que el hombre salió con un palo y un martillo a pegarle a su novio, y que su papá de 65 años fue golpeado salvajemente.

La reacción del dueño del local fue muy violenta: “Nos dice que a él nadie le va a decir cómo es su comida, y menos enfrente de clientes, que si tenemos algún problema ‘lo arreglamos afuera’”, y cuando están saliendo del local, “lo empuja a mi novio”. La discusión fue subiendo de tono, el comerciante volvió al bar y “salió con un palo y un martillo”.

Al ver esta situación, el joven salió corriendo a buscar ayuda en Prefectura, mientras que los padres de la chica intentaron intervenir, pero “aparecieron dos hombres más, tiraron al piso a mi papá de 65 años y mientras uno lo tenía, el otro le pegaba. Lo dejaron sangrando y lleno de moretones”, relató Antonella.

En ese momento, siempre según su relato, otras dos mujeres comenzaron a pegarle a la joven y a su mamá, que intentó separarlas.Cinco prefectos llegaron corriendo al lugar y una vez que controlaron la situación, tuvieron que escoltar a la familia hasta la Comisaría 28ª porque el dueño del bar y el resto de los atacantes los amenazaban con volver a golpearlos. “Mi papá tuvo que ser atendido en el hospital por la gran cantidad de golpes que sufrió”, confirmó la joven turista.

Denuncias cruzadas en la Comisaría 28ª

Fuentes policiales confirmaron a LM Neuquén que la familia bonaerense realizó la denuncia en la Comisaría 28ª. El hecho ocurrió el jueves 28 “por la tarde, en la zona de la Bahía Brava” y la discusión se originó “por la venta de una vianda que el grupo de turistas compró antes de embarcase en un catamarán para ir al Bosque de Arrayanes”, confió un investigador.

El dueño del bar también hizo una denuncia policial por golpes y amenazas. Las discusiones entre clientes y comerciantes son frecuentes, pero casi nunca llegan a la Policía.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído