Se viene otro Melli vs. Muñe para el infarto

Los entrenadores de Boca y River vuelven a cruzarse y, esta vez, en una final. Un clásico que puede ser bisagra para ambos.

Neuquén. El Superclásico de mañana en Mendoza no será uno más en las vidas de Guillermo Barros Schelotto y Marcelo Gallardo. Por la final de la Supercopa Argentina, los entrenadores de Boca y River tendrán el partido más importante del semestre y los dos se juegan mucho de cara al futuro.

Llegan en momentos diferentes, aunque ambos reconocieron que poco importa cómo está cada uno en la previa. Lo que sí tienen en común es que el crédito de ambos disminuirá en la cabeza del hincha y se verán obligados a tener una gran Copa Libertadores.

Te puede interesar...

Probablemente para ninguno sea determinante el resultado en su continuidad como DT (menos para Guillermo que para Gallardo), pero sí puede representar un quiebre para lo que viene. Del lado de River, la espalda ancha del Muñeco se fue achicando con el correr de los partidos de la Superliga en este 2018. El entrenador del Millo sabe que tiene todo para ganar mañana y lo ve como una chance de recuperar el idilio de los fanáticos y volver a ponerse en el bolsillo a los muchos que se le escaparon.

Será casi una jugada personal del DT que, en caso de perder, su imagen se desgastará más que nunca desde que asumió en el club de Núñez. Las estadísticas son ontundentes en contra del Muñeco en esta nueva etapa. Seis derrotas consecutivas como visitante (previo al último triunfo con Patronato) y una campaña de mitad de tabla hacia abajo con 23 puntos en 19 partidos. “Va a ser muy diferente al resto de los que venimos jugando. Por lo que viene haciendo, el favorito puede ser Boca, pero ellos saben que no va a ser así. En este partido tenemos una idea muy clara de cómo encararlo”, lanzó.

“La final es 50 y 50 en cualquier situación. La importancia de ese partido no es la Supercopa en sí, sino el rival”. Guillermo Barros Schelotto. Entrenador de Boca

"Va a ser un partido muy diferente al resto de los que venimos jugando. Tenemos una idea muy clara de cómo encararlo”.Marcelo Gallardo Técnico de River

La deuda del Melli

Para el Guille la cosa parece menos dramática. Sin embargo, el hincha de Boca todavía siente que su entrenador le adeuda efectividad en partidos mano a mano. Sumando la Copa Libertadores 2016 y la Copa Argentina de ese año y la del 2017, el Mellizo quedó afuera en tres instancias clave, algo que el simpatizante tiene guardado en su memoria. A esto se suma que en las últimas definiciones por copas River se quedó con el triunfo y eso pesa en la Ribera, a pesar de que el DT no era el Mellizo. “La final es 50 y 50 en cualquier situación que nos toque jugar. La importancia de ese partido no es la Supercopa en sí, sino el rival. Importa porque es el clásico, por eso lo tenemos que jugar como marca la historia de Boca, a matar o morir”, opinó el Mellizo.

Uno duda, el otro no

Gallardo todavía no definió el once que estará en Mendoza. Scocco o Mora es la gran incógnita arriba. La defensa está confirmada (Montiel, Maidana, Martínez Quarta y Saracchi), mientras en el medio la otra duda es Enzo Pérez o Nacho Fernández. Ponzio, Pity Martínez y Quintero son los otros tres que irían de arranque. Armani será el arquero. Del otro lado, el Guille encontró regularidad en sus once y tras la vuelta de Pérez el equipo está cocinado. Rossi al arco, línea de cuatro con Jara, Goltz, Magallán y Fabra; Barrios, Nández y Pérez en el medio; y el tridente ofensivo con Cardona, Pavón y Tevez.

Tevez: “Va a ser un partido de ajedrez”

A poco más de 24 horas para la final de la Supercopa, Carlos Tevez, entre los protagonistas, fue el único que analizó el clásico que por segunda vez en la historia definirá a un campeón. “Creo que se va a definir en los 90. Tendrá un nivel muy alto de intensidad, presión y poco juego. El que menos se equivoque se lo va a llevar. Va a ser un partido de ajedrez. Estoy confiado, pero el Superclásico es diferente a todo”, opinó el Apache. Además referentes históricos de uno y otro equipo así como también actores externos analizaron el duelo. “Este es el partido que estás esperando hace mucho tiempo, perder sería un bajón. A River siempre le tengo fe pero hay que corregir algunas cosas”, declaró Norberto Alonso, ídolo del Millonario que siempre deja tela para cortar. Del lado de Boca el que fue consultado no fue otro que Rubén Suñé, el autor de aquel mítico gol del 76 al rival de siempre en la única final entre ambos que registra la historia. “Esta final es más importante porque Boca lleva un montón de puntos de diferencia pero no se tiene que dormir”, aseguró el ex Xeneize.

Otro que se animó a hablar del clásico fue Ariel Holan, DT del Rojo con pasado en River en la época de Matías Almeyda. “Tengo muchos amigos en River. Ojalá pueda tener una alegría el miércoles luego de un mal semestre”. Uno que vistió las dos camisetas fue Gabriel Omar Batistuta, que no se la quiso jugar por ninguno. “Ni River ni Boca pudieron mostrar hasta el momento el potencial que tienen. Es un partido sin favoritos y con pronóstico incierto”, dijo el Bati.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído