El clima en Neuquén

icon
35° Temp
22% Hum
La Mañana Senillosa

Senillosa: a Sepúlveda lo habrían asesinado por ladrón

La fiscalía de Robos y Hurtos le estaba por ofrecer un acuerdo de 15 meses de prisión por más de 15 hechos. Cuatro noches seguidas fue a robar a la misma chacra de Senillosa.

En el avance de la investigación por el crimen de Juan Guillermo Sepúlveda (25), asesinado de dos tiros en inmediaciones de un canal de riego en Senillosa, los relatos de amigos y familiares le dan forma a la hipótesis de un ajuste de cuentas. En paralelo, se confirmó que la fiscalía de Robos y Hurtos le estaba por ofrecer un acuerdo de 15 meses de prisión por un combo de más de 15 robos, todos en la localidad.

Sepúlveda desapareció el martes 18 de octubre y su familia radicó la denuncia en la Comisaría 11 de Senillosa que inició su búsqueda bajo la coordinación de la fiscalía de Homicidios.

Te puede interesar...

El 24 de octubre, perros entrenados para rastrear personas fueron utilizados en la búsqueda y se produjo el hallazgo de una bota del joven a unos 600 metros de una chacra ubicada a 10 cuadras de la casa de Sepúlveda.

También se observó una mancha de sangre sobre un cruce del canal de riego, pero los perros no la marcaron, es decir no la identificaron como perteneciente a la persona que buscaban. De todas formas, los peritos de criminalística realizaron el levantamiento de rigor mediante un hisopado.

Al día siguiente, martes 25, una semana después de la desaparición, se confirmó el hallazgo del cadáver del joven en un canal de riego, en inmediaciones del Puente Grande.

La autopsia develó que Sepúlveda recibió dos tiros con un revólver calibre 22, uno que le atravesó la zona de la cadera quedando alojado en un músculo y el otro que le ingresó por la zona lumbar y al llevar una trayectoria ascendente le atravesó órganos vitales y terminó lesionando el corazón.

Sobre la trayectoria de los tiros se barajan varias hipótesis, entre ellas una suerte de ejecución. En cuanto a la escaza pérdida de sangre, se sabe que un proyectil calibre 22, salvo que lesione una arteria, no genera un orificio lo suficientemente grande como para observar un desangrado externo importante. Sí pudieron establecer los forenses, que sufrió una importante hemorragia interna.

La bota de Guillermo Sepúlveda desaparecido 01.jpg

La pata policial

En medio de ese escenario de angustia por el crimen del joven, el padre cargó contra la policía.

“Para mí me lo sacaron de acá, porque él tenía un problema con un Principal de la policía de acá, ya me lo había amenazado. Hace un año y medio le había fracturado una costilla. A él –por su hijo- lo conocen todos en Senillosa”, dijo el hombre en declaraciones radiales.

Lo primero que se hizo a nivel investigativo, a raíz de ese dato, fue indagar al policía en cuestión y comenzaron a surgir datos llamativos.

Juan Guillermo Sepúlveda había sido denunciado por dicho efectivo debido a que el joven le robó en su chacra.

De inmediato, se analizaron los GPS de todos los móviles de la Policía y ningún estuvo en las inmediaciones del canal de riego donde fue encontrado el joven.

Cuando se investiga un crimen con “autores ignorados” se debe hacer un análisis victimológico, es decir, estudiar al detalle a la víctima buscando todo tipo de información y entrevistando a familiares y amigos.

En ese análisis victimológico se encontraron con información que no había brindado su padre en un primer momento como la cantidad de causas por robos en las que estaba involucrado su hijo.

puente grande senillosa

“Se dedicaba a robar”

El dato curioso con el que se encontraron los pesquisas, fue que la fiscalía de Robos y Hurtos tenía previsto acordar una condena de un año y tres meses de prisión efectiva por más de 15 robos, todos cometidos en Senillosa. Además, tenía en su haber una probation que había incumplido a las claras y que nadie pudo explicar quién controlaba su cumplimiento.

“De acuerdo a lo que tenemos, se dedicaba a desvalijar casas y los vecinos de Senillosa –consta en las denuncias- estaban cansados de él”, confió una fuente de la investigación a LMN.

En paralelo, sus amigos revelaron: “él se dedicaba a robar. Era ladrón”. Además, los jóvenes agregaron información que está siendo analizada al detalle. Las últimas cuatro noches, Juan Guillermo Sepúlveda fue a robar a la misma chacra, según ratificaron sus amigos.

Los investigadores recabaron las denuncias respectivas en la comisaría 11 en las cuales se detallan los elementos sustraídos y el padre de Sepúlveda reconoció haberlos visto en el departamento que tenía su hijo que se ubicaba al fondo de la casa paterna.

La noche del 18, el joven invitó a varios de sus amigos a robar a la misma chacra porque se quería bajar el tanque de agua antes de que lo comenzaran a llenar. De hecho, el tanque fue encontrado desconectado y tirado al costado de la casa que había desvalijado.

Con toda la nueva información que surgió a partir de la investigación del crimen, la teoría de que lo asesinaron en un ajuste de cuentas cobra fuerza, pero nada ha sido descartado por la fiscalía.

La mecánica del hecho que más se acerca a la realidad, podría ser que Sepúlveda haya estado huyendo tras ser descubierto robando y le dispararon. Luego, descartaron su cuerpo en el canal.

Por ahora, la fiscalía continúa trabajando para dar con el asesino.

Corte Ruta Senillosa.jpg

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas