Sigue picante

Las escenas de sexo pisan fuerte en la historia de La leona.

En tan sólo dos capítulos, La leona ofreció generosas muestras de que en materia sexual va por todo y sin vueltas. Desde desnudos, escotes y poses provocativas hasta encendidas escenas de sexo, pasando por la puesta en escena de diferentes identidades sexuales y relaciones –homosexuales, tríos, engaños-, además de los fogosos encuentros que reflejan el apasionado carácter de María Leone (Nancy Dupláa) y Franco Uribe (Pablo Echarri), tanto en la ficción como en la vida real.

Líder Con 16,3 puntos de rating, LA leona volvió a posicionarse como el programa más visto del día.

El segundo episodio agregó un condimento más picante: la perversión y el incesto. La hija del fundador de la textil Liberman, Diana Liberman (Esther Goris), y su hijo Brian Miller (Peter Lanzani) interpretaron una inquietante escena en la bañera que dio indicios de un vínculo enfermizo que roza el incesto. Diana irrumpe en el cuarto mientras su hijo se da un baño de espuma. Mete la mano en el agua, por lo que Brian, incómodo, reclama privacidad y sale de la bañera, mientras que fuera de foco la madre le mira la cola y comenta cómo creció.

Otro final de alto voltaje
Leone y Uribe se reencuentran de noche en la fábrica. "¿A qué viniste, Leona?", le dice él, y ella le responde: "A decirte lo que me pasa: hace mucho tiempo no me gusta tanto un tipo. Lo que pasó ayer fue una locura, me sentí para la mierd..., pero la verdad es que te cog... ahora mismo. Pero no confío, una parte mía no te cree".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído