Sin perdón: atropelló y mató a una mujer y escapó

La víctima fatal era la jefa del servicio social del hospital de Cipolletti.

Neuquén.- Una tarde de compras en Neuquén tuvo un final abrupto e impensado. Un conductor irresponsable mató a una mujer cuando iba a cruzar una de las calles más transitadas del Bajo y luego se dio a la fuga.

La Policía lo busca intensamente y solicita la colaboración de testigos, porque en el lugar no hay cámaras de vigilancia.

La víctima fatal fue identificada como Ana Roldán (59 años), que vivía en Cinco Saltos y era la jefa del gabinete social del hospital de Cipolletti.

Eran las 20:50 del sábado cuando una camioneta la arrolló a ella y alcanzó a golpear a su hija y a su marido, quienes caminaban a su lado por Mitre e intentaban cruzar Tierra del Fuego hacia el oeste.

El golpe fue en la mitad de la calle y tuvo tal magnitud que Ana debió ser trasladada de urgencia al hospital Castro Rendón, donde murió poco después.

“La autopsia determinó que las causas de la muerte fueron los golpes internos que provocaron un shock hipovolémico. El golpe fue en el sector costal derecho que afectó órganos vitales”. Valeria Panozzo. Fiscal

El comisario Edgardo Navarrete, director de Tránsito de la Policía, explicó la dinámica del hecho: “Tanto la víctima, que estaba acompañada de su familia, como la camioneta circulaban por Mitre en dirección oeste-este. Al llegar a Tierra del Fuego los peatones cruzaron la calle, la camioneta dobló a la izquierda y los atropelló”.

Al ser Ana quien caminaba del lado de la calle, fue ella la primera a quien atropelló la camioneta. El golpe fue muy violento y le provocó a heridas gravísimas en el tórax.

El esposo de Ana y su hija sólo sufrieron heridas leves, y junto con una persona que estaba atendiendo el kiosco de la esquina, fueron los primeros que le prestaron atención a la mujer, quien se encontraba tirada en el piso.

Sin poder desconocer la tragedia que había provocado, el conductor de la camioneta aceleró para perderse entre las calles de la ciudad.

Ana murió poco después en el hospital Castro Rendón. La autopsia ordenada por la fiscal Valeria Panozzo develó que las causas fueron los golpes internos y las hemorragias imposibles de controlar por parte de los médicos.

Aunque la Policía llegó inmediatamente al lugar, no consiguieron datos sobre la camioneta, sólo que era de color blanco, pero desconocen marca y modelo.

En el lugar, unos de los más transitados de la ciudad, no hay cámaras de seguridad, sólo en los comercios, y esto complica el trabajo de los investigadores para tratar de dar con el autor (ver aparte).

No hay cámaras de seguridad

Sin testigos que puedan aportar datos sobre la camioneta, son muchas las dudas que se les presentan a los investigadores para tratar de dar con el conductor que atropelló a Ana Roldán y que tras herirla de gravedad la dejó tirada en el medio de la calle Tierra del Fuego. “La dinámica del hecho está clara, pero hay cosas que no podemos determinar, como si la camioneta pasó el semáforo en rojo o verde, y tampoco qué vehículo era. Sabemos sólo que es una camioneta blanca, pero desconocemos el modelo”, explicó uno de los investigadores.

Al no haber cámaras del Comando Operativo Policial en el lugar, los policías tuvieron que solicitar grabaciones del kiosco que funciona en la esquina, pero no sirvieron. Hoy por la mañana, cuando la mayoría de los locales del Bajo estén abiertos, podrán solicitar nuevas grabaciones de otros comercios. La polémica por la falta de cámaras en sectores clave de la ciudad no es nueva. Hace un mes se anunció la incorporación de más tecnología y nuevas cámaras para llegar a 170 en toda la ciudad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído