El clima en Neuquén

icon
Temp
85% Hum

"Soy un afortunado y me siento muy feliz con esta vida"

Diego Torres. A sus raíces. El cantante vuelve al cine con Casi leyendas, una película sobre una banda de rock que conforma junto a Diego Peretti y el español Santiago Segura.

Paula Bistagnino

Especial

Te puede interesar...

Cuando hizo La furia (1997), Diego Torres tenía 25 años, todavía el pelo muy largo y una carrera por delante como cantante que recién comenzaba. Pero quería actuar y tenía muchas ganas de convertirse en un actor de cine, y para hacerlo, sacrificó la melena que le daba tanta popularidad. No era que no hubiera actuado nunca antes. De hecho, esa fue su tercera película y, como el hijo menor de Lolita Torres, creció cerca de los escenarios y de las cámaras. Fue, entre sus hermanos, el que eligió seguir el camino artístico: casi una decena de películas y tiras exitosísimas desde la recordada La banda del Golden Rocket -que fue su plataforma de popularidad- hasta otras ya siendo un cantante exitoso, como Los únicos y Vecinos en guerra.

Pero en los últimos años, sobre todo desde el nacimiento de su hija Nina -en 2013-, fruto de su amor de muchos años con la ex modelo Débora Bello, se ha instalado definitivamente en Miami y se dedicó a la música y al cine: la última película fue Papeles en el viento, en la que como ahora coprotagonizaba con Diego Peretti. “Me encanta volver a trabajar con Diego, que ya nos conocíamos los calzones y el ronquido. Y además era muy bueno tener un médico psiquiatra en el grupo para la convivencia del rodaje en la motorhome”, se ríe el actor, que confiesa estar feliz por el estreno de Casi leyendas, una película sobre una banda de rock.

La música fue una de las cosas que más me atrajeron, pero también me encanta la curva emotiva de mi personaje”.

Un grupo musical con Diego Torres y lo ponen de baterista. ¿Te quedaste con las ganas de cantar o fuiste vos el que pidió no cantar?

Cuando leí el guión me encantaron el guión, la historia y que el personaje fuera baterista, y enseguida le dije al director que no creyera que yo quería ser cantante. Y disfruté de ser parte de esta película, de ser algo muy cercano a lo que yo vivo pero desde otro lugar. Me encanta hacer de músico en una película y más me gusta hacer de baterista, porque todos soñamos alguna vez con ser bateristas…

¿Fue la música lo que más te atrajo?

Sin duda, la música fue una de las cosas que más me atrajeron, pero también me encanta la curva emotiva de mi personaje y de la historia. Creo que lo bueno de esta historia y esta película es el humor. Que uno se ríe mucho a pesar de que se ríe tanto que a veces termina preguntándose de qué se está riendo. Pero creo que sí, como dice Gabriel (Nesci, el director), hay mucho de comedia en las pequeñas tragedias de la vida cotidiana.

¿Te gusta esa mítica del rock que tiene la película, que cuenta la historia de la banda que empieza en un garage y llega a Cemento?.

Sí, tiene eso la historia, que es un poco el recorrido y la trayectoria de muchos artistas, y juega con la fantasía y los sueños que todos tenemos, sobre todo los artistas.

Tiene un humor ácido y hasta negro, ¿cómo te llevaste con eso?

Bien, yo creo que el humor bien hecho no necesita muchos límites. Y creo que dramáticamente está muy bien sostenido. Incluso la música, que es central en la película, también ayuda a eso.

¿Cómo fue componer al baterista para que fuera real y verosímil?

Creo que los tres, cada uno a su manera, nos tiramos a la pileta a jugar, que es un poco el trabajo del actor. Tuvimos el gran apoyo de Gabriel, por suerte, que musicalmente es una enciclopedia y supo llevarnos. Diego Peretti como bajista, Santiago Segura como guitarrista y yo como baterista. Y la primera vez que nos juntamos en la sala de ensayo fue bastante caótico, pero muy divertido, porque éramos como chicos jugando pero con mucha seriedad. Para mí, hubiera sido más difícil y menos lúdico tener que cantar.

Podés vivir perfectamente de la música, un terreno que ya tenés más apropiado, ¿qué te atrapa de actuar?

Yo me siento tanto actor como músico y tengo la necesidad de trabajar y expresarme desde esos dos lugares. No diría que son complementarios, son dos formas de expresión y son dos facetas. Me completan las dos de alguna manera.

Esta semana cumpliste 46 años, ¿cómo te llevás con el paso del tiempo?

Muy feliz, estoy muy feliz con esta vida. Cumplí los 46 años rodeado de afectos, en familia, con mi mujer y mi hija, estrenando una película. Y apenas terminé mi cumpleaños me vine a estrenar la película. Qué más puedo pedir, ¿no? Tengo amor y tengo un trabajo que es mi vocación y me hace feliz.

¿Se viene alguna gira próximamente?

Sí, sí, seguro. Siempre se viene. Todo el tiempo estoy tocando.

Un reencuentro poco esperado para triunfar en el mundo de la música

La trama de Casi leyendas gira en torno a tres amigos distanciados que se van a ver obligados a reunirse muy a su pesar. Es que Axel (Santiago Segura), un español muy particular, decide emprender la búsqueda de sus ex compañeros en Buenos Aires con los que hace 25 años formó un grupo musical que estuvo a punto de ser famoso pero por misteriosas razones nunca lo logró.

Por este motivo, Axel se reencontrará con Javier (Diego Peretti), un profesor que no logra comunicarse con su hijo adolescente, y Lucas (Diego Torres), un abogado presumido que pierde su trabajo de un día para el otro. Los espera un doble desafío: ser la banda que siempre soñaron y, como si fuese poco, solucionar sus calamitosas vidas. Casi leyendas es una comedia escrita y dirigida por Gabriel Nesci (Días de vinilo), con un gran elenco formado por Diego Peretti, Diego Torres, Santiago Segura, Florencia Bertotti y Claudia Fontán. Se estrena el 16 de marzo.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario