Su nieto de 12 años los desató después de un violento robo

El chico estaba con su mamá y el abuelo cuando entraron los asaltantes.

Zapala.- Simuló necesitar un vaso de agua para entrar con sus dos cómplices armados y robar la vivienda de una reconocida familia de Zapala.

El violento robo ocurrió el jueves a la tarde en una casa ubicada sobre calle Brown, casi Candelaria, en pleno centro de esa localidad. Ayer se conocieron más detalles del hecho que conmovió a la comunidad por tratarse de una familia reconocida.

“Cerrá la puerta, papá”, le dijo su hija luego de asistir a la simuladora, pero ya era tarde.

Con un fuerte empujón, dos cómplices aparecieron luego en la escena para perpetrar el golpe, en el que se llevaron dinero y cheques cuya suma no trascendió.

De acuerdo con la información relevada por LM Neuquén, los delincuentes empujaron la puerta de entrada de la casa y provocaron la caída del hombre mayor, que resultó con diversas heridas. Después se toparon con la hija y el nieto de 12 años, a quienes ataron con alambres mientras arrastraban al abuelo hacia un dormitorio donde también lo maniataron.

“Fue el nene el primero que logró desatarse, desató a su abuelo y luego corrió a pedir ayuda a pocas cuadras”, describió una fuente cercana a la investigación.

Luego fue convocada la ambulancia y el dueño de casa debió ser trasladado al hospital, donde fue atendido por fracturas en las costillas.

Según trascendió, los tres delincuentes actuaron a cara descubierta y están siendo buscados intensamente por la Policía.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído