Sufrió un secuestro exprés el hijo del chofer de Pechi

Lo entregó una mujer. Pidieron $50 mil de rescate. Lo salvó la Policía.

Gretel Olivares
policiales@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN
“Hola, señor, tenemos a su hijo”. Esa fue la frase que escuchó Simón, el chofer del intendente Horacio “Pechi” Quiroga, la madrugada del domingo, luego de que su hijo de 20 años saliera a bailar a un conocido boliche de Neuquén.

La desesperación lo desbordó: una voz desconocida llamaba desde el celular de su hijo y le pedía un rescate de 50 mil pesos para devolver al joven con vida.

Algo malo ya había presentido ese domingo cerca de las 6:30, cuando se asomó a la habitación del chico y no lo vio.

“Tenés tiempo hasta las nueve para conseguir el dinero. Vos me entregás la plata y te doy a tu hijo”, fue la frase que le dijo uno de los secuestradores y que ayer recordó Simón cuando dialogó con LM Neuquén.

A la primera llamada, con la que arrancó la pesadilla, le siguieron otras dos. En una pudo escuchar la voz de su hijo que decía: “Por favor no me peguen más”.

En otra, uno de los captores le dio las instrucciones precisas del lugar donde debía dejar el dinero.

Simón, oriundo de Paraguay, relató tras el pedido de rescate que buscó juntar con sus conocidos la mayor cantidad de dinero posible, pero sólo llegó a reunir unos 35 mil pesos en efectivo.

En ese interín, en el que mucha gente lo ayudaba, llegaron dos patrulleros hasta su casa.

“Tomaron el control de todo y fue gracias a ellos que pude recuperar sano y salvo a mi hijo”, indicó el hombre, ya aliviado, que no alcanzó a entregar el dinero.

Luego de un trabajo exhaustivo y rápido de efectivos del Departamento Delitos de la Policía de Neuquén, se logró arribar a la vivienda del barrio Belgrano en la que estaba cautivo el joven.

“Lo vi salir con sus manos atadas con precintos y muy golpeado”, señaló Simón.

Una vez que pudo reencontrarse con su hijo, este le contó cómo fue engañado para ser secuestrado.

Entregadora
Al joven lo habían invitado a salir al boliche El Mega. Era la segunda vez que lo hacía en Neuquén.

Mientras bailaba, conoció a una chica que después de un rato le propuso ir a otro bar cercano junto a otro grupo de amigos.

“La chica lo dejó con ellos con la excusa de ir a buscar a otras amigas, pero ella no apareció nunca más”, contó el papá de la víctima.

El joven fue maniatado y golpeado porque en un principio no quería desbloquear su celular para que los captores llamaran a su padre. “Si no quiere dar el número traé la pistola”, amenazaron los delincuentes. “Tenés suerte de que me quedo yo con vos que soy el más bueno”, ironizó uno de los captores cuando los otros dos se retiraron de la vivienda.

Tras ser rescatado por la Policía, el joven debió ser asistido por personal médico debido a los golpes y heridas que sufrió en el rostro y la zona de las costillas.

Cómplices
Delincuente made in Buenos Aires

En el secuestro exprés sufrido por un joven de 20 años participaron al menos tres personas y una mujer. Uno de los secuestradores fue identificado por la Policía y tendría al menos otras seis causas en Buenos Aires.

Cronología

06:40
Primer llamado: “Tenemos a tu hijo secuestrado”.

Simón se levantó y su hijo no estaba. Se preocupó. Minutos después llamó un secuestrador.

07: 20
Segunda comunicación: “Dejá la plata en el lugar indicado”.

Los captores le indicaron cómo y dónde tenía que llevar el dinero.

08:45
Última llamada: “Por favor no me peguen más”.

Simón habló con su hijo. Quería saber cómo estaba. Allí escuchó su voz pidiendo piedad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído