Tango del pecado

En Estados Unidos criticaron duramente el baile de Barack Obama y Mora Godoy.

Buenos Aires
El tango que bailaron el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y Mora Godoy fue duramente criticado por los medios norteamericanos. Según argumentaron los especialistas en política, el jefe de Estado debería haber puesto su atención en el sangriento atentado en Bruselas.

El primero en hacerlo fue el presidente del Consejo de Relaciones Exteriores de Estados Unidos, Richard Haass, durante un programa de televisión: "Fue un tremendo error. Está bien ir a Argentina, tenés que hacer tu trabajo, pero tenés que ser cuidadoso de esas pequeñas fotos y miradas. Ir al béisbol y el tango son inconsistentes con la seriedad del día".

Los medios norteamericanos señalaron que fue un tremendo error, a días del sangriento atentado en Bruselas.

En tanto, David Gergen, uno de los más importantes asesores de los mandatarios de dicho país, señaló: "Debería haber pensado en volver y juntarse... la gente espera un liderazgo".

Ana Navarro, analista política en la señal CNN, señaló que "todo el hecho es horrible" y recordó el momento en que Obama fue a jugar al golf luego de que el periodista James Foley fuera decapitado por el Estado Islámico.

De esta misma forma, también criticaron su decisión de ir a ver un partido de béisbol en Cuba, a pocas horas de que ocurriera el atentado en Bélgica.

Apuntada con láser
Mora Godoy declaró que invitar a bailar al jefe de Estado del país más poderoso del mundo fue una iniciativa propia, lo que ahora le está costando "credibilidad" en su cargo al mandatario.

"La idea de bailar con Obama fue mía, lo decidí en el momento y Mauricio Macri me dio su guiño", comentó Mora Godoy en una entrevista radial sobre la forma en la que se dio ese momento, y agregó: "Nadie se esperaba que lo sacara a bailar, ni yo sabía que lo iba a sacar a bailar, en ese momento tomé la impronta de hacer esa locura".

Pese a su valentía, el gesto no le gustó nada a la seguridad privada de Obama y según el relato de la bailarina, inmediatamente todos los láseres apuntaron a su espalda: "Tuve mucho cuidado de no pisarlo ni hacer nada porque si no, me metían un tiro", dijo, entre risas y ya sin menos medio, Mora.

Lejos de sentirse juzgada por su decisión, la bailarina aseguró que está muy orgullosa: "Siento que toqué el cielo con las manos. El tango es nuestra música, es nuestro baile, es nuestra danza y recorre el mundo y es nuestra obligación mostrarlo".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído