Teme que su ex se vuelva a fugar del hospital y la ataque

Violencia de género. Es inimputable y se escapó de Salud Mental.

“Estoy muy enojada con la Justicia por todo lo que pasó, él se escapó cuando deberían haber escuchado las precauciones”, confió indignada una mujer que es víctima de violencia de género y vive un verdadero calvario. Esta semana, su ex pasó casi 48 horas prófugo tras escapar del sector de Salud Mental del hospital Heller.

Este último episodio es apenas un eslabón de la compleja lucha que lleva adelante Maricel, quien denunció unas veinte veces a su ex pareja. Luego de seis meses de relación, el hombre no sólo la violentó de múltiples formas, sino que además violó todas y cada una de las medidas que tomó en su momento la Justicia.

Te puede interesar...

En diciembre, la fiscal Carolina Mauri lo acusó por lesiones leves doblemente agravadas por el vínculo y por violencia de género, tres desobediencias a una orden judicial y daño. Además, le habían impuesto dos meses de prisión preventiva.

“El 21 de enero lo declararon inimputable porque los peritos dijeron que padece psicosis y no comprendía la criminalidad de sus actos. Solicité que lo internaran 15 días con custodia policial en el hospital Castro Rendón, pero el martes se venció ese plazo y decidieron que se lo podía trasladar al Heller”, informó Gisella Moreira, la abogada querellante de Maricel. Sin embargo, fue en ese traslado que el hombre se escapó y permaneció casi 48 horas hasta que lo capturaron.

Tiene más de 20 denuncias de su ex pareja y violó las restricciones. Lo sobreseyeron por padecer psicosis.

Ayer a la tarde, la mujer recibió un llamado desde el juzgado, en el que le comunicaron que su ex estaba nuevamente en el hospital Heller, ahora con custodia policial.

148-provincial.jpg

“Supuestamente es inimputable, pero es peligroso y entiende todo lo que hace. Lo entendió cuando me ahorcó, cuando me golpeó y las una y mil veces que me agredió. Incluso yo ya lo había dejado cuando intentó matarme”, aseguró Maricel, y agregó: “Tengo mucha bronca con la Justicia. Lo sobreseyeron de todo lo que me hizo, pero no hacen nada como corresponde. En 15 días no pudo dejar de ser violento”.

La mujer relató que a pesar de que la relación duró poco tiempo, su ex pareja, de 50 años, continúa obsesionado con ella. Sin ir más lejos, cuando fue acusado en diciembre el hombre no sólo había violado restricciones de acercamiento sino también una prisión domiciliaria.

“Uno de los hechos más graves fue cuando se le metió a la casa, la golpeó y la asfixió. Es un hombre peligroso”, aseguró Moreira y agregó: “Acá no se están teniendo en cuenta estas situaciones intermedias. Si bien él no puede estar preso, tampoco puede estar suelto, es una persona que no sólo puede violentarla a ella sino a otras personas. Lo están tratando muy livianamente” .

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído