Time Warp: se entregó el organizador

Buenos Aires
El empresario Adrián Conci, presidente de la firma Dell Producciones SA, que se encargó de la organización de la Time Warp realizada en el complejo Costa Salguero, se entregó ayer a la Justicia, se negó a declarar y seguirá detenido.

El juez federal Sebastián Casanello imputó al empresario que organizó la fiesta por "facilitar y tolerar la venta, distribución y consumo de sustancias no controladas en el interior del predio".

"Esas circunstancias más la asistencia de más de 20.500 personas colocó a los concurrentes en una situación de vulnerabilidad y desamparo que puso en riesgo la salud e integridad física de todos ellos", lo acusó Casanello al empresario.

Conci, acompañado por uno de sus abogados, Fabián Améndola, llegó este miércoles por la mañana a los tribunales de Comodoro Py con un rosario en la mano y lágrimas en los ojos.

El presidente de la empresa Dell Producciones SA se entregó un día después que la Cámara Federal rechazara el pedido de exención de prisión que habían presentado sus abogados defensores.

Para el juez existía peligro de fuga y entorpecimiento de la investigación y por ello denegó la exención de prisión, y tras su indagatoria, el magistrado resolvió que seguirá detenido.

Una vez que lo tuvo frente a frente, Casanello le recordó que su empresa había contratado el operativo médico sanitario propuesto, a cargo de la empresa SEMEC (dos ambulancias y cinco médicos), así como a los socorristas, médicos, seguridad privada y adicional de Prefectura Naval.

Además, le recordó que tenían prohibido el ingreso al predio menores de 18 años, y que uno de los chicos internados tiene 17.

"De acuerdo con la cantidad de concurrentes, los baños, los médicos, los socorristas, los bomberos, el agua, todo es cuanto menos a la mitad de lo exigido en el plano formal", le reprochó Casanello.

Es que cuando Conci declaró primero como testigo el día de la tragedia, entregó su teléfono a la Justicia y del análisis surgió que recibía cada hora un informe sobre la cantidad de público que ingresaba al lugar: el último dato, de alrededor de las 7:00, fue de más de 20 mil personas cuando el lugar estaba habilitado para 13 mil. También le imputó que, de acuerdo con varios testimonios, "desde el inicio del festival y ya desde el ingreso, el ofrecimiento de estupefacientes, cocaína, LSD, popper y pastillas de éxtasis al público en general era llevado a cabo por distintas personas y que no observaron que el personal de seguridad ni policial hiciera algo para impedirlo".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído