Tiroteo en un asalto a una joyería del Bajo dejó herido a dos ladrones

Dos jóvenes fueron detenidos esta mañana tras protagonizar un violento intento de asalto y tiroteo en una joyería del Bajo céntrico. Uno de los ladrones resultó herido de bala en una pierna y el propietario del negocio recibió un fuerte golpe en su cabeza.

El episodio, que conmocionó a los vecinos de la zona y aquellos que realizaban trámites y compras, ocurrió minutos después de las 11 en el local Paz Joyas, ubicado en Alcorta, entre La Pampa y San Luis.

Los ladrones llegaron en moto hasta el local. Uno de ellos se bajó e ingresó a la joyería armado con un revólver 9 milímetros e interceptó al dueño del lugar, un hombre de 63 años. En ese momento, se produjo un forcejeo, uno de los delincuentes le dio un culatazo en la cabeza y cuando quiso escapar rompió la puerta de blindex del negocio.

El ruido de la rotura de vidrios alertó a un policía que trabaja de adicional en una casa de préstamos contigua. El efectivo intentó detener al ladrón cuando éste comenzó a disparar. En el tiroteo, el delincuente recibió un disparo en la pierna y fue rápidamente detenido por el policía y por varias personas que se encontraban en la calle.

El segundo ladrón intentó huir por la calle La Pampa cuando otro policía adicional corrió hasta detenerlo. En la huida, el delincuente tiró un arma hacia el techo de un estacionamiento. En medio del operativo, un grupo de vecinos atacó con golpes y patadas al delincuente que permanecía en el piso herido en su pierna de un balazo y le provocaron lesiones en la cara.


En tanto el propietario del negocio, golpeado en su cabeza, fue trasladado por una ambulancia del SIEN al Castro Rendón. Liria confirmó que los ladrones también fueron llevados al hospital, pero indicó que luego quedarán detenidos.

Mariano Gifsman, hijo del propietario de la joyería, comentó que hace pocos días había sufrido un intento de asalto, pero que luego los ladrones huyeron cuando fueron enfrentados por el dueño. "Es lamentable que sea todo tan agresivo". Además, dijo que pese a la presencia policial que hay en la zona igual "se arriesgan. La Policía acá está, pero todo parece insuficiente", expresó.

Por otro lado, comentó que evaluarán cerrar el negocio al que se dedican hace 40 años porque "mis padres ya están grandes y en la calle así no se puede estar".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído