Tragedias en moto en el Alto y en Centenario

Una mujer murió bajo un colectivo y un joven se estrelló contra una vereda.

Neuquén.- Dos motociclistas murieron en diferentes choques ocurridos ayer. Durante la madrugada, un joven de 22 años se "tocó" con un amigo que venía en otra moto y falleció en el acto tras caer en una vereda de Centenario. Por la tarde, en pleno Alto capitalino, una mujer fue atropellada por un colectivo, que la arrastró unos 15 metros, y llegó sin vida al hospital Castro Rendón.

En la transitada esquina de Jujuy y Antártida Argentina, un colectivo, el interno 1113 de Autobuses Santa Fe, intentó cruzar la bocacalle de norte a sur y se encontró con una moto que circulaba por la izquierda, quien alcanzó a ser esquivada por un camión.

La mujer de 49 años, identificada como María Tauser, que llevaba colocado el casco, golpeó muy fuerte contra el parabrisas del micro y después cayó al piso, donde fue arrastrada junto con su moto.

Tendida en el asfalto, esperó unos veinte minutos hasta que llegó una ambulancia. Pese al intento desesperado de los médicos por mantenerla con vida, murió camino al hospital.

A muy pocos metros del lugar del choque está la sede de una empresa privada de ambulancias, adonde los pasajeros del colectivo fueron a pedir ayuda, pero extrañamente -ante la gravedad del cuadro- no concurrió nadie a prestar auxilio.

Las primeras atenciones a la mujer fueron prestadas por los comerciantes del lugar. Un verdulero corrió con un cuchillo y le cortó la correa de la cartera que había quedado enroscada en el cuello.

El hecho ocurrió a las 17:45 y el colectivo del Ramal 7A -venía de Cuenca XV- circulaba con 20 pasajeros.
Esquivar a un perro fue fatal

En Centenario, un joven de 22 años, identificado como Nicolás Narambuena, murió tras caer con su moto luego de tocarse con su amigo, quien quiso esquivar a un perro. El fuerte golpe contra la vereda le causó heridas gravísimas y la muerte en el acto.

Según lo que pudo constatar el personal policial de la Comisaría 7ª, las dos motos circulaban por calle Honduras y, al llegar a Atahualpa, uno de los conductores realizó la maniobra brusca para no atropellar al animal, que derivó en un roce con su amigo.

El joven de 22 años perdió el control de su moto, que pegó contra el cordón de la vereda, luego voló y cayó unos metros más adelante. Al no llevar el casco colocado, el fuerte golpe de la cabeza contra el cemento le provocó la muerte.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído