Tras una masiva protesta, liberaron los puentes Neuquén-Cipolletti y Centenario-Cinco Saltos

ATE se manifestó en los accesos a Neuquén en el marco del paro nacional. La convocatoria contó con la presencia de más de 8.000 personas.

Tras cuatro horas de protestas, el gremio ATE levantó los cortes en los puentes Neuquén-Cipolletti y en Centenario-Cinco Saltos. La medida se realizó en al marco del paro nacional convocado pro los gremios en contra de los despidos y del protocolo "antiprotestas".

Las protestas comenzaron pasadas las 10. Del lado rionegrino en Cinco Saltos, ATE Río Negro bloqueó el tránsito de forma total en el puente y lo liberó a las 11. A esa hora, los estatales de Neuquén y agrupaciones de izquierda llegaron a los puentes carreteros que unen Neuquén con Cipolletti luego de una movilización por las calles del centro de la ciudad. La columna estuvo formada por unos 8.000 manifestantes que se habían movilizado por la Ruta 22.

La seccional neuquina había anunciado que no haría cortes de tránsito, aunque cerca del mediodía bloqueó el paso en los puentes Neuquén-Cipolletti. Del lado rionegrino también se manifestaron los docentes agrupados en Unter y los estatales.

Cerca de las 14, los manifestantes se retiraron de los puentes y liberaron el tránsito que, durante las horas que duró la manifestación, fue caótico.

Carlos Quintriqueo, secretario general de ATE Neuquén, aseguró que otros gremios y organizaciones sociales se sumaron a la propuesta, ya que también adhieren al rechazo hacia las políticas de ajuste. "Nos van a acompañar los docentes, los judiciales y algunos gremios del sector privado", indicó. A nivel nacional, los sindicatos agrupados en la CTA autónoma también van a apoyar la convocatoria.

Esta jornada de paro y movilización se llevó a cabo a nivel nacional y constituye la primera medida de fuerza masiva que realizan los trabajadores durante el gobierno de Mauricio Macri. Se da también una semana después de que la mayoría de las provincias adhirieran al protocolo de seguridad presentado por Patricia Bullrich, que considera como delito todas las protestas que impidan la circulación, y da facultades a las fuerzas de seguridad para desalojarlas.

"Nosotros desconocemos ese protocolo y no nos vamos a sentar a discutirlo porque sería convalidarlo", expresó Quintriqueo, y agregó que Río Negro y Neuquén no pueden adherir a ese tipo de medida, sobre todo con un antecedente tan grave en la región como fue el caso de Carlos Fuentealba. "Acá, el accionar policial y la represión le costó la vida a un trabajador que reclamaba por sus derechos", recordó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído