LMNeuquen Estados Unidos

Trump amenazó con reprimir a manifestantes en Washington

El presidente de Estados Unidos afirmó que nunca habrá una zona autónoma en la capital del país norteamericano.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó este martes que reprimirá cualquier intento de toma de espacios públicos en Washington, luego de los choques registrados el lunes por la noche en la capital entre agentes y manifestantes que intentaron derribar un monumento e instalar un campamento contra la brutalidad policial frente a la Casa Blanca.

"Nunca habrá una zona autónoma en Washington D.C. mientras yo sea su presidente", tuiteó Trump, quien se hizo eco del rechazo conservador al establecimiento de enclaves libres de policía en las principales ciudades del país.

Te puede interesar...

"¡Si lo intentan, se encontrarán con una fuerza seria!", amenazó.

Embed

La advertencia de Trump se produjo horas después de que la Policía de Parques de la ciudad frustrara el intento de tirar abajo una estatua del ex presidente Andrew Jackson, acusado de racista y genocida por exterminar a miles de nativos con sus políticas, como parte de un movimiento revisionista surgido en la ola de protestas contra la injusticia racial desatadas por el asesinato a manos de un policía blanco del afroestadounidense George Floyd.

Con cadenas, sogas y una polea, cientos de personas intentaron derribar el monumento, ubicado en el parque Lafayette, cercano a la Casa Blanca, pero fueron dispersados con gas pimienta por los uniformados, que erigieron un cordón para protegerla, reportó la televisora CNN.

Los manifestantes se apostaron frente a las barricadas con un cartel que decía "Zona Autónoma de la Casa Negra" (BHAZ, en inglés), un mensaje que también fue pintado en las columnas de la iglesia St. John's, situada frente al parque.

En ese mismo lugar, tres semanas atrás, se produjo otro violento choque cuando la policía reprimió con bombas de humos y gases lacrimógenos una manifestación pacífica para que Trump pudiese caminar desde su residencia hacia ese templo -vandalizado durante las protestas- y sacarse una fotos con una Biblia en la mano.

"Mucha gente arrestada en DC por el vergonzoso vandalismo en el parque Lafayette contra la magnífica estatua de Andrew Jackson, además del deterioro de la fachada de la iglesia de St. John's; 10 años de prisión bajo la Ley de Preservación de los Monumentos a Veteranos, ¡tengan cuidado!", alertó anoche el mandatario en su Twitter.

Ante el auge de las protestas contra la injusticia racial y la brutalidad policial, la Casa Blanca y medios conservadores hicieron hincapié en los disturbios y los saqueos ocurridos durante las manifestaciones que, sin embargo, fueron en su mayoría pacíficas.

Uno de los blancos preferidos de Trump fueron las autoridades de Seattle, en el noroeste del país, a las que acusó de perder el manejo de la ciudad luego de que la policía cediera el control de una comisaría y una zona de la ciudad a manifestantes, que las transformaron en un campamento pacífico contra la brutalidad policial.

No obstante, a dos semanas de su aparición, la denominada Zona Autónoma del barrio Capitol Hill será levantada "de común acuerdo" con sus organizadores, según anunció ayer la alcaldesa de Seattle, Jenny Durkan.

"Es hora de que la gente se vaya a casa, es hora de que restauremos Cal Anderson y Capitol Hill para que pueda ser una parte vibrante de la comunidad", dijo Durkan en conferencia de prensa, en la que argumentó la decisión ante el impacto económico y ciertos actos violentos ocurridos en la zona.

En tanto, en Washington, la policía mantuvo hoy el perímetro de exclusión en los alrededores del parque Lafayette, mientras el presidente endureció su retórica contra los manifestantes.

"He autorizado al gobierno federal a arrestar a cualquiera que vandalize o destruya cualquier monumento, estatua u otra propiedad federal en Estados Unidos con 10 años de prisión", volvió a advertir Trump en su Twitter, quien dijo que su aplicación no sólo es "inmediata" si no también "retroactiva"."No habrá excepciones", agregó.

Más tarde, en declaraciones a periodistas, el líder republicano aseguró que su gobierno busca penas de cárcel "a largo plazo" para "estos vándalos, matones, anarquistas y agitadores" que son "malas personas" y "no aman a nuestro país", a la vez que adelantó que emitirá un decreto para proteger los monumentos, sin brindar mayores detalles.

El crimen de Floyd y el balazo a corta distancia fatal contra otro hombre negro, Rayshard Brooks, en Atlanta, revitalizaron las protestas contra el racismo en Estados Unidos y generaron una movimiento internacional con demandas de justicia y de reforma policial.

Amigos y allegados de Brooks lo despidieron hoy en un funeral en la histórica iglesia de Atlanta donde daba sus sermones el reverendo Martin Luther King.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

7.6923076923077% Me interesa
30.769230769231% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
61.538461538462% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario