Trump marchó contra el aborto

Fue el primer presidente de EE.UU. en la historia en participar.

Donald Trump se convirtió en el primer presidente de Estados Unidos en participar de la marcha anual contra el aborto, realizada muy cerca del Capitolio donde se le hace un juicio político por abuso de poder y obstrucción al Congreso. “Nosotros estamos aquí por una simple razón: defender el derecho de cada niño nacido y no nacido para cumplir su potencial dado por Dios”, dijo Trump al participar de la llamada “Marcha por la vida”. La marcha anual en contra el aborto empezó en 1974, un año después que la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos legalizara este derecho a nivel nacional. Trump aprovechó la protesta para buscar el apoyo de los evangélicos blancos y las mujeres conservadoras con miras a las elecciones presidenciales de noviembre. “Es un honor profundo ser el primer presidente de la historia en asistir a la ‘Marcha por la vida’”, dijo.

Poco después de su legalización a nivel nacional, el aborto generó una aguda polarización en la sociedad estadounidense. A partir de la década de 1990, esa división entre quienes están a favor y en contra del derecho a interrumpir el embarazo fue ajustándose cada vez más a las líneas partidistas. “Millones de mujeres extraordinarias en todo EE.UU. están usando el poder de sus votos para luchar por el derecho a la vida”, afirmó Trump. De acuerdo a la prensa estadounidense, el apoyo al mandatario republicano entre los evangélicos blancos sigue siendo alto. Según el centro Pew, el 61% de los estadounidenses creen que el aborto debe ser legal en casi todos los casos. Sin embargo, hace dos décadas, Trump se declaró “muy a favor” del derecho a decidir sobre el embarazo pero en 2016 modificó su postura luego de que los conservadores sociales pidieran al Tribunal Supremo derogar la legalización del aborto.

Te puede interesar...

Abogados contra los demócratas

los abogados de Donald Trump acusaron a los representantes del Partido Demócrata de usar el juicio político contra el presidente como un “juego” partidista “peligroso” para “revertir” el resultado electoral de 2016 y evitar que el mandatario busque su reelección este año. “los demócratas deberían ofrecer hechos”, aseguró el abogado de la casa blanca, Pat cipollone, sobre el cierre de su intervención en el “muy peligroso” juicio político que se sustancia en el Senado. cipollone dijo que se les pide a los senadores es que eviten que Trump se presente a las próximas elecciones.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído