Un banderillero violó y embarazó a una chica con discapacidad

Es un trabajador del ferrocarril Sarmiento. A la joven le practicaron un aborto y el abusador no está detenido.

Un banderillero del ferrocarril Sarmiento violó varias veces a una chica discapacitada. Producto de los abusos, la chica había quedado embarazada y le practicaron un aborto legal en el hospital Teodoro Álvarez a las nueve semanas de gestación. La causa está a cargo de la jueza de instrucción Karina Zucconi y del fiscal Martín López Perrando, quien pidió la detención de H.D.B por la gravedad del hecho, para resguardar las medidas de prueba y porque, en caso de condena, la pena es de cumplimiento efectivo y eso podía generar un riesgo de fuga. La magistrada rechazó el pedido.

Romina, la víctima, contó que el 26 de octubre pasaba por la vía cuando H.D.B la obligó a entrar a la garita, la besó, la manoseó, la tomó del pelo y la obligó a practicarle sexo oral. Según su relato, no era la primera vez que lo hacía. Frente a los especialistas que tomaron su testimonio, Romina reveló al menos otras siete violaciones que ocurrían siempre de la misma manera. Dijo que el banderillero la obligaba a tener sexo cuando ella con señas le decía que no. Contó que eso le daba “asco”, “temor” y “desagrado”, según las constancias de la causa. Relató que la obligaba, que la penetraba por la fuerza y que filmaba todo con su celular.

Te puede interesar...

Romina describió al violador como “un hombre que tiene un arito en la ceja, con pelo oscuro” que trabaja “subiendo y bajando la barrera”. También contó que H.D.B le envió una solicitud de amistad a su cuenta de la red social Facebook. Los médicos forenses señalaron que el relato de Romina no fue influenciado por otras personas y que “ha sido posible determinar, desde la perspectiva psico-diagnóstica, la existencia de registro de daño físico, con su correlato de trauma psíquico, relacionable causalmente a los hechos denunciados”.

El acusado negó los hechos. Dijo que ella le pedía un vaso con agua cuando pasaba por la cabina y que las relaciones eran consentidas. Pero la declaración de Romina, la descripción que dio y el análisis de los médicos descartaron su versión. La jueza Karina Zucconi lo procesó por el delito de abuso sexual agravado con acceso carnal, reiterado en al menos ocho oportunidades. Pero todavía no lo detuvo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído