Un perro nos hace hacer ejercicio

Ellos caminan y también nosotros. Es un gran beneficio para la gente mayor de 65 años.

Los perros –como otras mascotas– no sólo ayudan a no sentirnos solos, sino que nos impulsan a hacer ejercicio. El sedentarismo es uno de los principales factores de muerte y mortalidad prematura en las personas, y el ejercicio de sacar de casa a la mascota trae beneficios a nuestra salud.

De hecho, un estudio dirigido por investigadores de la Universidad de Glasgow Caledonia (Reino Unido) muestra que pasear al perro es suficiente para que las personas mayores cumplan con las actuales recomendaciones de actividad física. Como explica Nancy Gee, coautora de esta investigación publicada en la revista BMC Public Health, “nuestros resultados indican que la tenencia de un perro puede jugar un papel muy importante a la hora de alentar a los mayores a caminar más”.

Para llevar a cabo este estudio, los autores monitorearon durante tres semanas la actividad física y el comportamiento sedentario de 86 personas que ya habían cumplido o superado los 65 años, 43 de las cuales eran propietarias de perros. Se evaluó el tiempo dedicado por los participantes a caminar, los periodos en los que permanecían sentados y cuántas veces se sentaban y durante cuánto tiempo.

Según Philippa Dall, directora de la investigación, “el trabajo muestra que los mayores de 65 años que tienen un perro dedican cada día una media de 22 minutos adicionales a caminar, lo que supone un extra de 2760 pasos diarios frente a los no propietarios de estos animales. Al cabo de una semana, este tiempo extra dedicado a caminar puede ser suficiente para cumplir con las recomendaciones de la OMS de realizar al menos 150 minutos de actividad física moderada a vigorosa”.

Los resultados mostraron que los participantes que sacaban a los perros a pasear tenían una menor tendencia a buscar asiento, si bien el tiempo total que pasaban sentados no difería demasiado de quienes no paseaban a estos animales. “Sea como fuere, el estudio ofrece una visión sobre cuánto ayuda tener una mascota a que la gente mayor alcance niveles más altos de actividad física, lo que mejora su calidad de vida”, apunta Nancy Gee.

2760 pasos: Un estudio habla de 22 minutos de caminata extra, o sea 2760 pasos más por pasear.

Ellos también necesitan estímulos

Por Sergio Gómez (veterinario)

Al igual que las personas, hay también perros sedentarios. La nota de hoy habla de cómo una mascota puede ayudar a la gente sedentaria a salir de ese estado, y hay que saber que ellos también pueden ser iguales y necesitan reciprocidad. Si tenés un perro que duerme todo el día y no hace nada, seguramente es sedentario. Por lo tanto, debés estimularlo y ayudarlo a salir a pasear al menos tres veces por semana durante unos 20 minutos. El sedentarismo y la inactividad provocan obesidad en los perros, porque comen y no gastan energía. Además, trae consecuencias clínicas, como artritis, cardíopatias, problemas respiratorios y diabetes. Cuando no hay paseos y entretenimientos, el perro se aburre y suple esa actividad comiendo o lamiendo sus patas todo el día, lo que los puede llevar a desarrollar una patología por aburrimiento llamada “granuloma”. Los perros nos ayudan; también hay que ayudarlos a ellos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído