Icono de Alerta

Hoy para comprar o salidas recreativas: documentos terminados en impar

LMNeuquen rugby

Un tackle del Covid-19 mandó a terapia a los Jaguares

La experiencia profesional del rugby argentino tambalea ante la imposibilidad de sostenerse económicamente. La UAR libera jugadores y busca alternativas en otros torneos.

Por Camilo Ciruzzi - Especial

El camino del rugby argentino hacia la excelencia es complejo y puede caer en un pozo incierto en medio de una pandemia que pegó en el corazón de un proyecto de largo plazo como son los Jaguares, la franquicia argentina en el Super Rugby.

Te puede interesar...

Declarada la pandemia, se suspendieron los deportes a nivel global, y aunque algunos lentamente van volviendo, uno de tanto contacto físico como el rugby se ve amenazado porque no se puede jugar. Sin embargo Sudáfrica, Nueva Zelanda y Australia, los “socios” argentinos, analizan por estos días volver a rodar en sus ligas.

Nueva Zelanda se declaró libre de Covid-19 tras una breve cuarentena y masivos testeos a su población. Australia y Sudáfrica aun tienen casos pero no en las proporciones que amenazan a nuestro país. Los tres países tienen ligas fuertes, varias categorías y miles de jugadores. Argentina en cambio, apenas un equipo en el super rugby y otro en una liga americana que apenas había dado su primer paso antes de siquiera pensar en consolidarse. Algo los une a todos: los contratos millonarios de televisión que sostienen las estructuras profesionales y ahí está uno de los principales motivos para volver.

Caballero don dinero

Argentina inició el ingreso al alto rendimiento pleno de la mano del proyecto Jaguares, sin olvidar experiencias previas (Pampas XV) que fueron moldeando la idea de la franquicia. El cenit del camino es tener un equipo nacional experimentado y fogueado en las ligas más rigurosas y dinámicas del Hemisferio Sur y a la vez generar una dinámica de crecimiento interno del rugby a través de sus cinco centros y 15 academias de entrenamiento. El dinero de los contratos televisivos y sponsors de la UAR permitieron buenos contratos a jugadores argentinos y a las potencias como Australia y Nueva Zelanda morigerar su enojo por tener viajes tan largos a la Argentina.

En estos momentos de pandemia el deporte no se televisa y los sponsor no tienen rédito por financiar algún par de programas deportivos . El marketing y la difusión fallaron y el deporte sin ese flujo de dinero debe buscar un camino diferente.

Opciones

Habida cuenta que Jaguares no tendrá competencia este año el plantel profesional quedó en libertad de acción para buscar otros destinos para no frenar su desarrollo. Debe entenderse que las ofertas de ir a otros destinos siempre existieron y los jugadores optaron por quedarse en el país por sus afectos y su entorno. La crisis cambió todo en el deporte y ni hablar en la Argentina, padeciendo una recesión inimaginable.

Es muy difícil que el torneo desaparezca. Hay contratos vigentes, incluso con la televisión existe uno firmado hasta 2024 que ronda los 500 millones de dólares por año (no hay cifras publicas exactas). La opción más probable es que se reacomode y los actuales 15 equipos jueguen otro torneo diferente por pandemia. Nueva Zelanda y Australia tienen jugadores para desarrollar torneos internos y su situación con el Covid-19 es aliviada y lo permite. Sudáfrica y Argentina comparten calamitosas economía y problemas sanitarios que los emparentan. La diferencia está en el peso económico y marketinero de los safas y los argentinos.

Sudáfrica tiene a dos equipos jugando en el Reino Unido: Kings y Cheetas, que fueron expulsados del Super Rugby por su rendimiento. El huso horario compartido y apenas 9 horas de vuelo desde Ciudad del Cabo o Johanesburgo a Londres es un estímulo más que interesante para explorar y jugar. Todos quieren un sudafricano en su casa jugando rugby.

Argentina está lejos

¿Una franquicia asentada en Europa? Es probable, implica mucha logística y encontrar el torneo. Por ejemplo, una de las contras para reiniciar el Super Rugby es que casi no hay vuelos a nuestros Pais. Ni Latam, ni Air New Zealand están volando al sur del continente. Aerolíneas bajó su actividad en un 90%. La logística, clave en un torneo hemisférico está fallando y mover a los equipos del Super Rugby por los cuatro países implica unos 10 millones de dólares anuales en vuelo de línea. Los charters son mas caros y la UAR no tiene fondos para afrontar un torneo internacional sin el peso de los contactos de TV.

Facturas y cuentas

La presencia de Jaguares, a pesar del fastidio de los viajes y las reticencias de australianos y neocelandeces, fue bien recibida por el torneo por la inyección de aire fresco. Incluso su llegada a la final del torneo el año pasado lo dejó más que bien plantado. Sin embargo en tiempos de crisis, cuando los fondos son escasos, la opción de dejar afuera al socio incómodo, el menos en las actuales condiciones, es un hecho.

También se especuló con que la derrota de Agustín Pichot frente a Bill Beaumont en su intento por llegar a la World Rugby era un motivo para sacarse de encima al país. Aunque analizado en profundidad esto no parece tener asidero. Quizás Pichot represente hoy por hoy al único interlocutor válido del rugby argentino frente a otras uniones. La pasividad de los “blazers” de la UAR ayudan a ello.

Si bien regresó al CASI y se calzó el buzo de entrenador, el fuego fatuo de su interior no lo dejará en ese cuartel invernal por mucho tiempo más. Vale recordar que a pesar del incordio manifestado por leyendas del rugby australiano o neocelandés por la experiencia Jaguares, Australia fue la unión que validó a "Ficha" a competir por la presidencia de la entidad madre del rugby mundial.

Incluso, a pesar de haber perdido en las elecciones, Beaumont tomó el proyecto de un calendario unificado planteado por el ex Puma y comenzaron las reuniones entre los principales torneos del mundo para avanzar en ese sentido. El próximo 15 de junio se reunirán World Rugby, Sanzar, 6 Naciones, Premiership, Top 14 y Prod 12 para comenzar a trabajar en la idea.

Agustín Pichot.jpg
Agustín Pichot felicitó al  inglés Bill Beaumont que fue reelecto,

Agustín Pichot felicitó al inglés Bill Beaumont que fue reelecto,

Jaguares sigue

Es claro que no habrá disolución del torneo. Si una redefinición profunda que haga más cómodo el torneo de franquicias para todos, aunque quizás no tanto para Jaguares refundados. Es claro que el Rugby Championship seguirá avanzando y en nuestro caso particular los Jaguares son indispensables porque son la base de la selección nacional. No pueden irse lejos. Y es seguro que con la actual dirigencia o la futura (hay elecciones en 2021) habrá una reformulación de las estructuras del rugby profesional y las políticas restrictivas respecto a jugadores que no estén en la franquicia, algo que de todos modos ya se había relajado con Mario Ledesma como head coach.

El propio Pichot dijo en declaraciones radiales que el futuro es incierto: “Esto resetea un montón todo, el rugby, el futbol, hoy lo que tenés es una constante incertidumbre. Hoy todo lo planeado se está recalculando. Nadie sabe qué puede pasar en el futuro. El rugby tiene varias cosas, por ser un deporte de contacto. Es muy poco lo que se puede decir, estamos en una incertidumbre y lo peor es no saber lo que va a pasar.

Y el capitán de Jaguares, Jerónimo de la Fuente completó: “Jaguares quedó un poco solitario y estamos viendo si la UAR logra una invitación para jugar alguna de las competencias de Sudáfrica, Nueva Zelanda o Australia. No hay nada confirmado, es difícil que se haga pero también es una posibilidad y te da algo de esperanza”.

“Lo primero que tenemos que haces es tener tranquilidad, apoyar a la UAR y no tomar decisiones precipitadas. El equipo está muy unido, queremos seguir con este proyecto”, completó el centro rosarino.

Comunicado de la UAR

Dado el dinamismo y la complejidad de la situación, la Unión Argentina de Rugby, junto a sus socios de Sanzaar, se encuentran analizando diferentes escenarios de competencias en vistas al 2021. La evolución de la pandemia nos sigue desafiando a buscar alternativas y cualquier decisión será tomada en conjunto con todos los miembros.

Es por eso que hemos conversado con nuestros jugadores y entrenadores para mantenerlos informados y ponerlos al tanto, ante cualquier avance.

Seguimos trabajando arduamente para lograr la mejor opción posible para nuestros equipos y preservar el desarrollo del juego en este contexto

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario