El clima en Neuquén

icon
28° Temp
18% Hum
La Mañana licencias

Una concejal pide el cupo femenino para las nuevas licencias de taxi

Un proyecto busca modificar la ordenanza vigente para que las conductoras mujeres reciban una cuota de las nuevas licencias que se habiliten en la ciudad.

A partir de la creciente demanda de Taxi Rosa, un servicio de transporte prestado por taxistas mujeres, la concejal Cecilia Maletti presentó una batería de proyectos de ordenanza para regular esta actividad y garantizar la inserción de más mujeres en este sistema de transporte mediante la apertura de un cupo femenino para la habilitación de nuevas licencias. La medida es resistida por un sector de los taxistas neuquinos.

"Los vecinos se han volcado al uso de este servicio y las propias taxistas de Taxi Rosa están sorprendidas por la explosión de la demanda", dijo Maletti en diálogo con LU5, por lo que aseguró que su batería de propuestas apunta a generar regulaciones y otorgar más estabilidad a un fenómeno que ya se produce en la ciudad por la propia oferta de las conductoras.

Te puede interesar...

En ese sentido, presentó tres propuestas en el Concejo Deliberante para beneficiar a las trabajadoras que ofrecen viajes seguros en taxis conducidos por mujeres. A través de la primera iniciativa, planean la creación de una parada propia y la instalación de cartelería que identifique a cada auto como perteneciente al servicio de Taxi Rosa, con el objetivo de que los pasajeros puedan identificar cuáles son los móviles que adoptan esta modalidad de traslado.

El segundo proyecto se refiere a la apertura de nuevas licencias que se destine exclusivamente a las mujeres, con el objetivo de garantizar la inserción laboral de las conductoras en una actividad que históricamente estuvo vinculada a lo masculino. La propuesta es ampliar la cantidad de licencias de la ciudad y que el primer llamado no permita la presentación de varones, una decisión que fue resistida por un sector del Sindicato de Peones de Taxi, que sostiene que el número de licencias en Neuquén ya es grande para el nivel de la demanda y que no se debería discriminar el acceso por motivos de género.

En tercer término, Malletti propone un proyecto que modifique la ordenanza 12546 que regula la prestación del servicio de transporte de pasajeros mediante taxis, para que en cada llamado a la cobertura de nuevas licencias exista un cupo mínimo para las conductoras mujeres.

Aunque los opositores a esta propuesta plantean que el acceso a las licencias debería ser limitado a una cuestión de mérito, la concejal aclaró que muchas veces las mujeres quedan por debajo en los listados para acceder a permisos de conducción porque tratan de insertarse en un mundo masculino con desigualdad de condiciones. Por eso, planteó la necesidad de que haya un cupo mínimo para el género femenino.

Estas reivindicaciones habían sido presentadas por las propias conductoras de Taxi Rosa, luego de nota la buena recepción que tuvo su innovadora propuesta entre la ciudadanía neuquina. En diálogo con LMNeuquén, marcaron la imposibilidad de acceder a una licencia de taxi ya que la mayoría está en manos de hombres, por lo que también solicitaron la implementación de un "cupo femenino" en la próxima apertura de concursos, que no se realiza al menos desde 2012.

¿Qué es Taxi Rosa?

Tal como informó este medio, se trata de un grupo de mujeres taxistas que decidieron unirse y ofrecer sus números de WhatsApp para que las pasajeras puedan contactarse de forma directa y así garantizarse un “viaje seguro”. Aunque -vale la aclaración- no todos los choferes hombres sean sinónimo de inseguridad, las pasajeras sienten que está garantizada la seguridad con cualquier mujer, e incluso las taxistas se sienten más cómodas trasladando a pasajeras mujeres.

Susana es una de las impulsoras del grupo. Hace cuatro años es taxista y fue la única salida que encontró tras estar desempleada. En estos años supo hacerse sus clientas fijas: una mujer mayor a quien lleva, espera y trae del médico; una adolescente que sale de la escuela a las diez de la noche; una pasajera que tiene alzheimer y su hija quiere asegurarse que llegue a su casa en "buenas manos".

El problema empezó a surgir cuando Susana era requerida pero estaba fuera de su horario laboral; y esto se entrecruzaba con otra realidad: la dificultad de muchas de sus compañeras para tomar viajes ya que la mayoría son "palomitas" y no tienen paradas asignadas. Es decir, levantan pasajeros sólo de la calle, sin posibilidad de estar en paradas o recibir llamados de las bases.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario