Una hora semanal de ejercicio ayuda contra la depresión

Lo revela un extenso estudio que se realizó en tres países durante 11 años.

Reino unido

Los beneficios de la actividad física son múltiples. Es una aliada incondicional para mantenerse en forma y lograr la figura deseada y también está recomendada como método de prevención para distintas enfermedades: cardiovasculares, diabetes, cáncer, entre otras.

Desde la Fundación Cardiológica Argentina apuntan que entre los 18 y 64 años las personas que llevan una vida física activa demuestran una reducción del riesgo de hipertensión arterial, de cardiopatía isquémica -ya que el sedentarismo es responsable de al menos un 30% de la carga isquémica-, de accidentes cerebrovasculares, diabetes e incluso de algunos tipos de cáncer (mama y colon).

Gonzalo Díaz Babio, médico cardiólogo, señaló que la actividad física contribuye al mejor control de la ansiedad y depresión tanto en los jóvenes como en los adultos mayores. Y además “ayuda a los niños y jóvenes a consolidar hábitos saludables, mantener un peso adecuado y desarrollar el sistema cardiovascular, neuromuscular y fortalecer el aparato locomotor”.

Una nueva y amplia investigación sobre el impacto de la actividad física en la salud de las personas vino a reavivar el tema: reveló que tan solo una hora de ejercicio físico a la semana puede prevenir el desarrollo de la depresión en el futuro, independientemente del tipo y de la intensidad de la actividad.

En el estudio en cuestión participaron especialistas de Reino Unido, Australia y Noruega y se incluyó a alrededor de 34 mil personas -la muestra la hizo la encuestadora noruega de salud HUNT- a las que se analizó durante un período de 11 años. Cada sujeto informó periódicamente la frecuencia de actividad que mantenía, especificando la modalidad y vigorosidad de la práctica.

Al comenzar la investigación, la población no presentaba en su totalidad signos de algún trastorno mental. Sus condiciones físicas, además, no eran limitadas. Para concluir el proceso, cada participante respondió un cuestionario diseñado para detectar síntomas de ansiedad y depresión.

Los resultados, publicados en la revista American Journal of Psychiatry, mostraron que quienes no realizaron ningún tipo de ejercicio tuvieron un 44% más de probabilidades de desarrollar una depresión en comparación con aquellos que realizaban entre una y dos horas semanales. Los expertos concluyeron que el 12% de los casos se podría haber evitado si hubiesen realizado una hora semanal de actividad física.

“Con los estilos de vida sedentarios convirtiéndose en una norma en todo el mundo y las tasas de depresión creciendo, estos hallazgos son pertinentes, ya que ponen de relieve que pequeños cambios en el estilo de vida pueden cosechar beneficios significativos en la salud mental”, señaló el psiquiatra Samuel Harvey, autor del estudio.

Una de las variantes más recomendadas es caminar. Los expertos de Harvard Medical School señalan que puede ser incluso tan eficaz como los medicamentos tanto para aliviar el estrés como para evitar la depresión.

Más: Los que no hacían ningún ejercicio tenían 44% más de chances de deprimirse.

Menos: El 12% de esos casos de depresión se podrían haber evitado con ejercicios.

El estudio, que se realizó con especialistas de Reino Unido, Noruega y Australia, incluyó a 34 mil personas.

Hay más de 300 millones de afectados

La depresión es un trastorno del estado de ánimo en el que predominan la tristeza, la desesperanza y una gran pérdida de interés o motivación. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, se trata de la primera causa de problemas de salud y discapacidad y afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo. Una ayuda es el ejercicio. Según la Organización Mundial de la Salud, los adultos deben realizar, al menos, 30 minutos de actividad física moderada por lo menos cinco días a la semana (o bien 75 minutos por semana de actividad aeróbica vigorosa).

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído