Una mujer de 61 años dio a luz al bebé de su hijo gay

Él puso el esperma, su cuñada donó el óvulo y la madre lo gestó.

Estados unidos. Un increíble hecho de amor, que a la vez llamó a la polémica por los dilemas éticos, sucedió en Nebraska, Estados Unidos: una mujer de 61 años se convirtió en madre y abuela a la vez tras dar a luz a la beba que gestó para ayudar a su hijo y al marido de él, quienes de esta manera cumplieron su sueño de ser padres.

Cecile Eledge fue quien gestó a la pequeñita Uma. El hijo de Cecile, Matthew, de 32 años, inseminó con su esperma el óvulo donado por la hermana de Elliot, el marido de Matthew, de 29. La pareja llevaba años ahorrando para el proceso, que calculan que les costó 40.000 dólares solo en la fecundación in vitro, más los gastos médicos del embarazo y el parto.

Te puede interesar...

Dos años atrás, la madre fue quien se ofreció ante el deseo de los jóvenes. Lo que la pareja entendió inicialmente como una broma, se convirtió en realidad cuando empezaron a reunirse con especialistas en reproducción asistida para discutir las opciones que tenían. Pese a ser una mujer ya posmenopáusica, Cecile siempre había sido, en palabras de su hijo, una fanática de la salud, por lo que su cuerpo estaba preparado para el embarazo. El equipo del Hospital Metodista para Mujeres de Omaha, ciudad en la que reside el matrimonio, le hizo una serie de pruebas -citología, análisis de sangre, de colesterol, de estrés, mamografía, ecografía-, que mostraron que estaba lo suficientemente sana como para pasar la gestación.

Los médicos le advirtieron de los riesgos asociados a su edad, que incluían problemas pulmonares, coágulos de sangre y una mayor probabilidad de que el parto acabase en cesárea. Sin embargo, Cecile quedó embarazada al primer intento de transferencia de embrión, tuvo una gestación normal, aunque con más náuseas de lo que recuerda en sus embarazos previos, y dio a luz de forma natural.

La pareja hizo pública su historia para mostrar que una familia como la suya puede crecer incluso en la zona más conservadora de Estados Unidos. Nebraska no tiene leyes estatales que prohíban la discriminación basada en la orientación sexual o en la identidad de género.

De hecho, Matthew fue despedido en 2015 de su puesto como profesor de inglés en un instituto privado católico de Omaha cuando informó de que planeaba casarse con otro hombre.

Aunque poco habitual, el caso de Cecile Eledge no es el primero en el que una mujer da a luz a su propio nieto, ni siquiera es el de mayor edad. En 1987, Pat Anthony, de 48 años, dio a luz a los trillizos de su hija en Sudáfrica. En 1996, Edith Jones, de 51 años, se convirtió en la primera abuela de alquiler de Reino Unido, al ayudar a su hija y a su yerno a ser padres. En 2016, la griega Anastassia Ontou se convirtió, con 67 años, en la mujer de más edad conocida en gestar para otra persona, en este caso también a su hija.

Estos ejemplos altruistas se contraponen con los casos más frecuentes, en los que parejas que no pueden tener hijos recurren a mujeres para que gesten a un bebé a cambio de una contraprestación económica. En varios países esta práctica es ilegal por lo que cientos de parejas acuden cada año, a través de empresas intermediarias, a otras naciones con legislación para llevar a cabo el proceso.

Mamá pese a su muerte cerebral

en Portugal, un bebé nació por cesárea luego de 32 semanas de gestación de una madre que llevaba tres meses en estado de muerte cerebral. debido a un deterioro respiratorio en la mamá, los médicos debieron adelantar la cesárea del pequeño, quien nació con 1,7 kilogramos y fue llamado salvador. La madre sufrió un ataque de asma agudo a las 12 semanas de embarazo y, tras un tiempo en coma inducido, entró en muerte cerebral a las 19 semanas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído