La chica contó a la Policía que su perrita mestiza entró en la casa de su vecino, de unos 35 años, y que cuando salió presentaba lesiones en su zona genital. De inmediato, se trasladó hasta la Comisaría 19 y radicó la denuncia en contra del presunto violador. La denuncia cayó en manos de la fiscal de turno, Cecilia Rímini, quien dispuso que se le remitan muestras fotográficas del animal a los fines de hacer una consulta con un veterinario y evaluar así las lesiones que presenta la perrita.

Además, Rímini ordenó que una hija de la denunciante -menor de edad- preste declaración testimonial, ya que la pequeña fue quien vio -según reveló su mamá- a la mascota ingresar a la casa del sospechoso. El hombre negó categóricamente la denuncia que pesa sobre él. Igualmente, tanto la Justicia como la Policía no descartan ningún tipo de hipótesis y esperan la opinión del veterinario para tener una mayor certeza.

Lo curioso de este caso es que se registró en un fin de semana en el que se produjeron otros hechos de violencia contra animales en la zona, como la filmación de un video de maltrato en la que un automovilista arrastraba un perro por la ruta, y la muerte de un pitbull cuando se coló en una casa donde había un cumpleaños.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído