Una multitud marchó por el centro neuquino a 12 años del asesinato de Carlos Fuentealba

Más de 8 mil personas marcharon por el centro de la ciudad con el reclamo renovado luego del fallo de la Corte Suprema de la Nación que ordenó al TSJ a rever la segunda causa.

POR GEORGINA GONZALES - gonzalesg@lmneuquen.com.ar

“Este 4 de abril logramos que la Corte Suprema de la Nación tenga que reconocer que el crimen de Carlos fue una grave violación de los derechos humanos en democracia”, gritó esperanzada Sandra Rodríguez, la que fue la compañera de Carlos Fuentealba ante una multitud de trabajadores que marchó por el centro de la ciudad, a 12 años del asesinato del maestro neuquino.

Sandra encabezó una columna de más de 8 mil trabajadores de la educación, representantes de diferentes sindicatos y organizaciones sociales que salieron una vez más a la calle para reclamar justicia completa por Carlos Fuentealba.

Te puede interesar...

La jornada comenzó muy temprano cuando un grupo de docentes se reunió en el monolito a Carlos ubicado en el lugar de su asesinato, a la vera de la ruta 22 en Arroyito. Allí se dio el primer acto para recordarlo.

SFP_Marcha-Carlos-Fuentealba-(18).jpg

Luego cientos de profesores de educación física y otros docentes y allegados arrancaron la bicicleteada por la memoria. Entre los deportistas estaba Ricardo, el hermano de Fuentealba quien una vez más lo recordó en la calle.

Mientras tanto en el Monumento a San Martín las banderas con el rostro de Carlos se empezaban a multiplicar, al igual que los guardapolvos blancos.

“Carlos ese día no dejó a nadie atrás, no podemos anteponer las diferencias en esta causa”, Sandra Rodriguez, viuda de Carlos Fuentealba.

Embed

Con abrazos y saludos cada uno de los que se acercaba a la manifestación tenía muy en claro su reclamo de justicia y de reconocimiento al maestro asesinado durante una violenta represión policial el 4 de abril de 2007. “Podía haber sido cualquiera de nosotros”, aseguró Fany Mansilla, dirigente de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén (ATEN).

SFP_Marcha-Carlos-Fuentealba-(71).jpg

Una columna que se movilizó por la ciudad

La columna comenzó la marcha por la calle Roca y pasó por la gobernación donde gritaron: “¡No nos olvidamos de la orden que dio Jorge Sobisch aquel 4 de abril de 2007”!

En la nutrida movilización la cara de Fuentealba se repetió en banderas, carteles y remeras. También estuvo presente la bandera del CPEM 69, la última escuela donde trabajó Carlos y que luego sus propios integrantes la bautizaron con su nombre.

SFP_Marcha-Carlos-Fuentealba-(41).jpg

La marcha se dirigió hacia la ruta 22 por la calle Jujuy y luego recibió a los cientos de ciclistas que llegaron desde Arroyito con calurosos aplausos. Finalmente, la manifestación confluyó en la esquina del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) donde realizaron el acto.

“El crimen de Carlos es una grave violación a los derechos humanos porque se produjo desde el Estado y luego el propio Estado tendió un manto de impunidad”, Marcelo Guagliardo, secretario general de ATEN.

El secretario general de ATEN, Marcelo Guagliardo, se refirió a la reciente candidatura provincial del ex gobernador Sobisch y dijo que se da en un contexto nacional donde gobierna el país al que fue su “socio”. “Arroyito representa la expresión más acabada del autoritarismo de Estado”, describió.

El dirigente destacó además que hasta acá “no hubo voluntad de investigar las responsabilidades políticas del asesinato de Carlos” y aseguró que la Fiscalía “abandonó a Sandra”.

SFP_Marcha-Carlos-Fuentealba-(17).jpg

“Los jueces del Tribunal tienen la responsabilidad histórica de reparar lo que hicieron hasta ahora y si no lo hacen que sepan que quedarán sus nombres en la historia de un crimen. Sandra no está sola, Carlos está en cada rostro de nuestros compañeros”, aseveró Guagliardo, quien además convocó a la unidad.

Al cierre del acto Sandra contó emocionada que finalmente pudo junto a su familia arrojar las cenizas de Fuentealba en el lago Huechulafquen, hecho que confesó le brindó tranquilidad.

“La joda se va a acabar cuando el Poder Judicial investigue a Jorge Sobisch”, concluyó Rodríguez.

Marcha-Fuentealba-2.jpg

LEÉ MÁS

Para el CPEM 69, el paso de Fuentealba es su legado

Los chicos de una escuela de Buenos Aires eligieron que se llame Carlos Fuentealba

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído