Una tarde para el olvido: a mano armada les robaron dos veces en pocas horas

Dos motochorros asaltaron una panadería céntrica y se llevaron cerca de 4 mil pesos. Luego otros jóvenes le robaron una moto en la puerta del local.

El último jueves quedará recordado como un día de terror para los dueños de una panadería de Cutral Co, que en menos de siete horas, fueron asaltados en dos oportunidades. Primero se llevaron la recaudación del día y documentos personales y más tarde le robaron una moto en la puerta del local.

Todo comenzó pasadas las 14, cuando dos jóvenes delincuentes entraron armados a la panadería Old Dream, ubicada sobre calle Roca casi San Luis. Bajo amenaza de arma y a los gritos se alzaron con casi 3.800 pesos y la cartera de una de las señoras presentes en el lugar, que tenía documentación personal.

"Fue un momento re feo. Entraron dos con un arma y les gatillaron. Decir que el tiro no salió", relató Graciela Aravena, la dueña del comercio, y agradeció que su familia está bien. "Les entregaron todo con tal de que no les hicieran nada", expresó y describió que al momento del robo se encontraban en el local su suegra (60), dos de sus hijos (18 y 23) y su cuñado (27) y "por suerte" no había clientes.

Luego de que los delincuentes huyeran del lugar en moto, el cuñado de Aravena los persiguió en el auto hasta la zona de Nehuenche e identificó a la casa donde se escondieron como la de unos conocidos delincuentes.

Pero el horror no terminó en ese momento. Horas más tarde, la hija de la dueña, que había estado presente durante el asalto, fue víctima de otro hecho delictivo. Alrededor de las 21 se acercó a la panadería para buscar algunas cosas y mientras entró al local, dos jóvenes le robaron a mano armada la moto a su pareja, que la esperaba afuera.

En este caso, la familia también reconoció a unos de los delincuentes, ya que en ambas oportunidades robaron a cara descubierta. Aravena confió que en ambas delitos, la familia radicó la denuncia en la comisaría local, donde les dijeron que iban a buscar a los responsables.
La dueña de la panadería lamentó el dinero de la recaudación que les robaron, pero dijo que lo importante es la documentación que se llevaron. "Les robaron los papeles del auto y a mi hija la documentación de la moto", contó y, con la voz quebrada, agradeció: "Gracias a Dios no nos hicieron nada".

Era la primera vez que les robaban en el negocio. Pero sin dudar será un día para nunca olvidar. "Nosotros la veníamos safando, pero en todos los negocios de la cuadra y la zona les han robado", expresó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído