Hace tiempo que los vecinos de los barrios cerrados Peumahue y Viejo Cauce, ubicados en Valentina Norte Rural, se olvidaron de lo que es descansar por las noches. Es que viven pegados a la base de Autobuses Neuquén y los ruidos y las luces de la flota de colectivos no los dejan dormir, por lo que denunciaron a la empresa en la Defensoría del Pueblo.

Te puede interesar...

Los vecinos contaron a LM Neuquén que, a pesar de haber presentado notas a la Municipalidad para pedirle los estudios de impacto ambiental de la compañía e, incluso, haber intentado establecer un contacto con la gerencia de la firma para resolver el conflicto a través del diálogo, no obtuvieron respuestas.

En este sentido, recurrieron a la Defensoría del Pueblo para encontrar una solución. “El lunes tuvimos una mesa de mediación, pero no concurrieron los funcionarios municipales ni las autoridades de Autobuses Neuquén”, precisó Luis Beltrán, administrador de Peumahue.

Entre los dos barrios, alrededor de 50 familias se ven afectadas por la contaminación auditiva y lumínica que produce la empresa. Es que lo único que las separa de la base es un alambrado de tejido romboide, con lo cual todo el ruido que generan los colectivos, los vehículos particulares del personal y los proveedores y contratistas se siente de lleno en sus viviendas.

Laura Figueroa, una de las damnificadas, detalló que todos los días encienden los móviles alrededor de las 3 para calentar los motores. “Estamos hablando de más de cincuenta vehículos que se ponen en marcha simultáneamente y no nos dejan dormir”, explicó. La mujer indicó que las unidades pasan a tan solo seis metros de la puerta de su casa.

Otro aspecto que cuestionaron es la velocidad a la que circulan los colectivos por la calle Laprida, ya que aseguraron que exceden el límite establecido. Al ser una calle de tierra, levantan polvareda y a veces salen piedras disparadas, con lo cual representa un peligro.

Recuadro-cifra-frase-página-4.jpg

Seguridad

Además, los vecinos están preocupados por las condiciones de seguridad del predio, que tiene tanques de combustible al aire libre. Al respecto, Beltrán comentó que desde la empresa argumentan que tienen la certificación de hermeticidad de YPF, pero consideró que eso no garantiza la seguridad de los vecinos. “No nos consta que cumpla con todas las normas de seguridad necesarias para evitar accidentes o que el personal esté capacitado para manipular las válvulas y demás herramientas”, manifestó. En tanto, señaló que la compañía tiene un zepelín de gas muy cerca de tres casas del barrio, por lo que los propietarios temen que pueda ocurrir un accidente.

Por su parte, el subsecretario de Transporte y Tránsito de la Municipalidad, Fernando Palladino, llevó calma a los vecinos al asegurar a este medio que la empresa cuenta con los permisos de la Secretaría de Energía de la Nación.

“Ya habíamos tenido reclamos por los tanques cuando se instaló la base en el barrio”, manifestó.

p04-f02-nqn(SCE_ID=357772).jpg

La Municipalidad dice que tiene el tema en agenda

El subsecretario de Transporte y Tránsito, Fernando Palladino, sostuvo, en diálogo con LM Neuquén, que la Municipalidad participará de la mediación convocada por la Defensoría del Pueblo. “El lunes no asistimos porque teníamos pendiente una reunión con la UTA para ajustar los tiempos de viaje del Metrobús”, se justificó.

El funcionario aseguró que el tema está en la agenda municipal y manifestó su predisposición a solucionar el conflicto. “Nos vamos a acercar junto a Comercio y Medio Ambiente con el equipo necesario para medir los ruidos que molestan a los vecinos”, adelantó.

Asimismo, reiteró que participarán de la mesa de negociación de la Defensoría del Pueblo. “Vamos a concurrir, como cada vez que se presenta un problema de estas características, para escuchar a los vecinos y ver en qué podemos mejorar”, sentenció.

Palladino contó que es la primera vez que reciben una queja por contaminación auditiva y lumínica, ya que anteriormente la base de Autobuses Neuquén se encontraba en la calle Solalique, frente a la Estación Terminal de Ómnibus (ETON), y no lindaba con viviendas particulares.

Recién en 2012 la compañía se instaló en Valentina Norte Rural, donde desarrolla sus actividades en la actualidad.

Recientemente, la Defensoría del Pueblo intervino en un conflicto de características similares, cuando los vecinos de Canal V presentaron un reclamo contra la base de la empresa Halliburton por ruidos molestos.

LEÉ MÁS

La Municipalidad pagó más de $7,7 millones a Indalo

Conflicto en Indalo: para Pechi es desmedido y apuntó contra el sindicalismo argentino

Indalo, el Municipio y la Provincia negocian el pago del acuerdo

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído