Violaba a sus hijos y era Jesús en el Vía Crucis

Como padre era el Diablo y ahora espera el veredicto que se sabrá en 10 días.

Él, Oscar Pardini, era Jesús. En la localidad santafesina de Casilda, cada Semana Santa lo tenía como el protagonista central del Vía Crucis. Pero el verdadero calvario lo padecían sus cuatro hijos, tres mujeres y un varón, que durante años fueron violados, ultrajados, abusados física y psicológicamente por ese hombre que los Viernes Santo llevaba la cruz, aunque en los 364 días restantes del año, los que cargaban con el peso de la cruz eran esos hijos, los de Oscar, los del tipo que ahora está enfrentando la etapa final del juicio en su contra a acusado de todo lo peor imaginable de un padre hacia sus hijos.

Como suele ocurrir en estos casos, el disparador fue casual y se remite a 2017, cuando una mujer fue citada desde la escuela en donde cursaba su hija quien, según sospechaban en la escuela, podía ser víctima de violencia intrafamiliar. En aquella entrevista, quizá lo menos trascendente fue la confirmación de esas presunciones, porque el relato de esa mujer incluyó una tremenda confesión: la niña que iba a la escuela era fruto de una violación por parte del padre de la madre de la niña. Simplificando, la nena tenía una mamá y un abuelo que, en realidad, era su papá.

Te puede interesar...

“Cuando vivía en casa con ellos, hubo momentos en los que dormía con un ojo abierto porque tenía miedo que me matara... No le guardo rencor pero que se haga cargo de las cosas que hizo”. El hijo varón del acusado

El gabinete psicopedagógico, que pasó de tener un caso de violencia a tener entre manos una serie de hechos aberrantes, le recomendó a la mujer que hiciera la denuncia. Y así lo hizo hace dos años, actitud que envalentonó a sus hermanos, que la siguieron y dieron inicio a esta causa que en 10 días tendrá sentencia. La fiscalía pide 33 años de prisión para este hombre súper católico y muy vinculado a la iglesia. “Para la iglesia de Casilda venía Dios, Jesús, Oscar Pardini y San Pedro”, declaró una tía de las víctimas describiendo quién era socialmente Pardini.

Pero para sus hijos era el Diablo. Es tanto el daño emocional que tienen que cuando prestaron declaración ante el Tribunal en el juicio oral, pidieron que Pardini no esté en la sala frente a ellos. Los jueces accedieron y así, sólo interrumpidos por sus crisis de llanto y angustia, descargaron las historias de sus vidas. En sus testimonios relataron los hechos dramáticos que sufrieron pero también recalcaron cómo su papá era un hombre con un perfil completamente distinto puertas para afuera de su intimidad familiar. Incluso, dijeron que esta doble faceta no era desconocida por la esposa de Pardini, a quien una de sus hijas señaló y le reprochó su pasividad casi cómplice.

33 La cantidad de años de prisión que pide la fiscalía

se espera que en 10 días el tribunal se expida en este caso. Los testimonios fueron de muchísima crudeza y contundencia. La querella espera una condena que resulte ejemplar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído