Violan a una chica #MeToo

Tras una manifestación, un compañero de universidad abusó de ella.

Una estudiante de la Universidad del Estado de Missouri denunció haber sido violada por un compañero en su dormitorio del campus de la universidad, unas pocas horas después de haber formado parte, paradójicamente, de una marcha en favor del movimiento feminista #MeToo en apoyo a las víctimas de agresión sexual y acoso.

Según reveló la joven, de quien no se dio a conocer su identidad para preservar su intimidad, luego de la marcha se reunió con Zachary Alperin, también de 22 años. La manifestación #MeToo había sido a la tarde en el Park Central Square, y ya cuando cayó el sol la muchacha se encontró con Alperin y juntos comenzaron una ronda de bebidas por varios bares hasta que, apenas entrada la madrugada, decidieron regresar al campus.

La chica, que también tiene 22 años al igual que su agresor, reconoció que aceptó que Zachary Alperin se quedara con ella en la habitación y pasaran juntos la noche, aunque le aclaró que no quería que él la tocara “porque estaba intoxicada”, de acuerdo con su propia descripción. Sin embargo, enseguida se quedó dormida y a pesar de este pedido especial, horas más tarde se despertó y advirtió que ambos estaban desnudos y que Zachary estaba sobre ella realizándole actos sexuales.

Una vez que la chica firmó esta declaración a la policía, automáticamente salió la orden de captura para Alperin, quien finalmente fue arrestado bajo acusación de “violación y sodomía en segundo grado”. Según parece, Zachary se encontraba bajo los efectos del alcohol y al momento de hacer su descargo ante la policía, reconoció su culpa a medias: “Supongo que traté de forzarla, y me siento una persona terrible por eso”, dijo.

Alperin, quien también es estudiante de MSU, actualmente se encuentra recluido en la cárcel del condado de Green con una fianza de u$s 20,000 que, por el momento, nadie pagó. Y si en el juicio llegase a ser declarado culpable, la pena que le cabe podría alcanzar los siete años de cárcel.

En tanto, los organizadores de la manifestación #MeToo Springfield, de la que participó la chica abusada sexualmente, dijeron que estaban “devastados” por lo ocurrido y al mismo tiempo elogiaron a la mujer por acudir a la policía.

“La idea es que alguien que salga de nuestra manifestación se sienta alentada y a cada momento más fuerte... y ser violada un rato después ya es demasiado”, justificaron los organizadores del evento a través de su cuenta oficial de Facebook. Y aprovecharon para solidarizarse con la víctima y mandarle un mensaje: “Si la mujer que asistió a nuestra reunión ve esto, por favor sepa que estamos muy orgullosos de usted por su valentía al presentarnos. Lo sentimos mucho. Le creemos. No fue su culpa de ninguna manera. Nosotros estamos aquí para ti”.

--> Un hashtag que se hizo fuerte

  • Un año del movimiento. Mañana se cumple un año del momento en que el hashtag #MeToo se convirtió en una herramienta de Twitter para denunciar casos de abusos sexuales.
  • Gracias a Alyssa Milano. Si bien el movimiento social ya existía en EE.UU., el hashtag se popularizó cuando la actriz Alyssa Milano instó a todas las víctimas de abusadores a que revelasen sus historias.
  • Más de 19 millones. Es la cantidad de veces que se utilizó ese hashtag en tuits en inglés desde el 15 de octubre del año pasado hasta el 30 de septiembre de este año.
  • Con un contenido variado. Los tuits con este hashtag refirieron, principalmente, a historias personales de acoso; a quienes hablaron de la industria del entretenimiento o celebridades; y a los que discutieron de política.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído