A Vaca Muerta le hacen rayos X

La Secretaría de Energía de la Nación les exigió a las empresas que den los datos de cómo producen y de lo que saben de la formación shale. Así, se busca que nuevos inversores ahorren y ganen tiempo a la hora de venir a invertir en el shale.

POR CAMILO CIRUZZI - Especial

Tras varios meses de negociaciones, el gobierno nacional consiguió que las operadoras petroleras acepten brindar más información sobre sus actividades en la explotación de los recursos no convencionales. Básicamente, lo que la medida busca es acelerar la llegada de nuevos inversores y aumentar la actividad de quienes ya están en la cuenca neuquina.

Hace unos tres meses aproximadamente, el director Nacional de Transporte y Medición (Midstream) y Exploración/Producción (Upstream) de la Secretaría Energía de la Nación, Gonzalo Aguirre, envió la nota con la “Obligación de información” a los altos mandos de las compañías. El hermetismo en torno a la medida fue importante debido a la reticencia de algunas empresas, principalmente YPF, a compartir información considerada sensible y que podía afectar sus intereses.

Finalmente, con el horizonte clarificado, las empresas fueron notificadas para que aporten datos vinculados a la identificación de pozo, longitud de rama horizontal, cantidad de fracturas, tipo de terminación, arena bombeada (nacional o importada), volumen de agua inyectada, presión, potencia de los equipos de bombeo y fechas de inicio y finalización de fracturas.

Según fuentes de la Secretaría de Energía de Nación, “se envió una nota a las petroleras para modificar los adjuntos de la normativa del 93 para adaptarla al no convencional”. Una suerte de actualización sobre la información que deben dar, según estipula el capítulo IV de la Ley de Hidrocarburos.

Plazos

En la nota enviada por Aguirre se emplaza a las petroleras a que en el transcurso de julio comiencen a cargar la información (YPF ya informó una muy buena cantidad de pozos) y en los próximos seis meses deben cargar el histórico de las operaciones no convencionales.

0607 pozos sensibles.jpg

Un analista del sector consultado por +e explicó que la idea del Gobierno es que haya mas información disponible “para acelerar la curva de aprendizaje de los otros operadores, porque en Argentina hay un desbalance de mercado donde algunas operadoras, sobre todo YPF, tienen toda la información histórica de cómo fue el proceso de aprendizaje, y las otras que recién arrancan no tienen nada y deben hacer altas inversiones para explorar y deriskear el área”.

La medida es considerada positiva porque “va a facilitar las inversiones, simplificar el proceso de análisis y acelerar la curva de aprendizaje. Todos los operadores lo estaban pidiendo”, agregó el analista.

La información es clave para entender la historia de Vaca Muerta, pero algunos empresarios objetan que “se pida más información en Argentina que en Estados Unidos”.

Se trata de información que en la meca del shale es tratada como confidencial porque podría ser usada por competidores para “robar” el negocio a una operadora, sobre todo porque la estructura contractual de las operadoras, que mientras allá se hace mediante un leasing de dos años, acá se extiende una concesión por 35.

“En EE.UU. no es pública la cantidad de datos de fractura, ni CO2 ni detalles de la completación, allá se exige la producción, el volumen de arena, de agua, de fluidos, la extensión de rama lateral y vertical y todas las fechas desde que se obtiene el permiso hasta que se termina la completación”, explicó el analista.

La medida, más allá de las resistencias, redundaría en beneficios para empresas con poca historia en la cuenca, a partir de la información de empresas de mayor volumen e inversión, como YPF, mientras que esta obtendría información de áreas vecinas en las que no está focalizada. Los datos permitirán a empresas que operan en EE.UU. hacer un comparativo de mejores prácticas con Vaca Muerta y además, a esos potenciales inversores les facilitará el proceso de análisis para minimizar riesgos.

0607 sistematizacion.jpg

En Estados Unidos, la información de las operadoras es a nivel de Estado. Más allá de la importancia de la información, las formalizaciones están prácticamente todas deriskeadas y hay una carrera entre las más de 3 mil empresas que operan en ese territorio para bajar costos. “Acá son pocos jugadores, se pelean por los recursos, las inversiones son tímidas y no quieren que nadie se entere. Esto es pueblo chico, infierno grande”, ironizó el experto.

Hacer una curva de aprendizaje insume aproximadamente unos 20 pozos, “la diferencia está en que en EE.UU. te los hacen en un mes y acá se toman 5 años”, agregó. De alguna manera, la extensión normativa implica que la transparencia se sume al desarrollo de la actividad. Sería una manera de fiscalizar la correcta utilización de la roca que les “presta” la provincia a las empresas”.

En definitiva, no se trata de analizar las inversiones de cada player, sino de saber qué se hace con el recurso.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario