policiales@lmneuquen.com.ar

Te puede interesar...

Centenario. El joven que atacó a golpes a su madre en Centenario porque no lo dejaba comprarse un arma de fuego y le desfiguró el rostro a la sargento Gladys Almendra, quien acudió al lugar, fue acusado por la Justicia y le prohibieron acercarse a la uniformada. Como consecuencia de la agresión, la efectivo policial recibió 20 puntos y se encuentra con acompañamiento psicológico.

La semana pasada se realizó una audiencia en la que el juez Mauricio Zabala avaló el pedido de la fiscalía y acusó a Jerson Levi por los delitos de lesiones graves, agravadas por ser causadas a un miembro policial.

Además, le formularon cargos por una causa anterior, también por lesiones graves, en la cual la víctima de ese momento terminó con una fractura de maxilar producto de la golpiza que Levi, su padre y su hermano le propinaron.

En cuanto al último hecho en el que Levi estuvo involucrado, data del pasado 5 de diciembre, cuando personal policial de la Comisaría Quinta acudió a su vivienda, ubicada en calle Honduras y José Martí, del barrio Traún Hue de Centenario.

Allí, la oficial llegó al lugar junto con otro compañero, alrededor de las 18:20, alertados por un hecho de violencia de género. Levi había atacado a golpes a su madre, luego de que no le permitiera comprarse un arma de fuego.

Cuando la sargento entrevistó a la madre del acusado para que le explicara lo ocurrido, Levi salió de la insultándola por llamar a la Policía, y agarró un objeto contundente y se lo arrojó a la oficial.

Se trataba de nada menos que un “recipiente similar a una tapa de rosca de caño 12 ¾ de plástico macizo” de unos 30 centímetros que le impactó directamente en la cara a la uniformada, quien intentó cubrirse con un brazo.

La reacción del violento fue porque la madre no lo dejaba comprarse un arma de fuego. La sargento terminó con puntos y fractura de mandíbula.

Pese a ello, la mujer sufrió una herida cortante en la cara por la que requirió 20 puntos de sutura y que le deformó de manera permanente su rostro.

Por otra parte, el 30 de diciembre del año pasado, Levi junto a su padre y su hermano estuvieron implicados en un hecho acaecido en la vereda de una panadería ubicada en calles Honduras y Santo Domingo de Centenario.

Eran aproximadamente las 22:30, cuando un hombre con discapacidad motriz y mental acudió al local junto con su hija de 13 años y una amiga, donde fue increpado por un familiar del acusado.

Para cuando la víctima salió del comercio, aun estando en la vereda, fue interceptado por Levi junto a su padre y su hermano, quienes tras descender de un vehículo lo golpearon y patearon hasta dejarlo inconsciente y con una fractura de mandíbula.

20 puntos de sutura recibió la efectivo policial

El impacto del elemento le causó una herida que le deformó de manera permanente su rostro. Actualmente, tal como informó su abogado, se encuentra con acompañamiento psicológico.

La defensa puso en duda su autoría

Ante la acusación de las fiscales Patricia Brizuela, de Delitos Flagrantes, y Eloísa Müller, de Actuación Genérica, el defensor Luis María Varela indicó que el primer hecho se trató de “una trifulca familiar, policial”. En este sentido, señaló que Levi le aseguró que participaron muchas personas, por lo que sería “apresurado” sindicarlo como el autor. Además expuso que no había evidencias respecto del agravante de violencia de género, solicitado por el querellante.

Antecedentes

Durante la audiencia se conoció que además de los hechos por los que fue acusado, Levi tiene otras dos causas por las que aún su situación procesal no está definida.

Actualmente, el joven debería estar cumpliendo con una suspensión de juicio a prueba por el delito de atentado a la autoridad, por la cual la fiscalía afirmó que no está cumpliendo con lo dispuesto.

LEÉ MÁS

Chos Malal: lo echaron del pueblo por agredir a su ex

Quieren saber si el tío abusador recuperó la libertad antes de tiempo

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído