LMNeuquen Estreno

Ahora la ligó MasterChef: un ex participante disparó con todo

Se trata de Sebastián Ablín, de la edición del 2015, quien denunció que la producción maneja a su antojo el desarrollo de estos envíos.

Tras lo ocurrido con la final de Bake Off, en donde la producción se tuvo que ver obligada a modificar a sus campeones para que la transparencia no se vea afectada, y a pocas semanas del estreno de MasterChef Celebrity, un ex concursante de la versión amateur salió al cruce de ese ciclo y denunció que los realizadores manejan a su parecer este tipo de programas.

El ex participante en cuestión es Sebastián Ablín, de la edición del 2015, quien también llegó a ser integrante de la primera de River en 1991 (es recordado porque Hernán Díaz le dio un codazo en un entrenamiento por miedo a que le quitara el puesto), como así también de diferentes formaciones musicales como Arbolito, Los Chakales y la compañía El Choque Urbano, de la que sigue siendo parte.

Te puede interesar...

El artista habló sobre cómo los jurados definían a los ganadores de cada desafío. “Nos hacían cocinar dos platos. Terminábamos de hacerlos y nos sacaban afuera. Ellos pasaban, probaban todos los platos, se juntaban con los productores y decidían todo previamente. Ya decidían qué iban a decir de tu plato, si iba a estar bueno, si te iban a tirar para abajo. Vos no sabías nada y así te hacían pasar a la devolución. Ya sabían todo y ahí actuaban. Probaban y actuaban porque ya sabían cómo había salido el gusto de tu comida y se aprovechaban”, contó Ablín en una transmisión en vivo de Instagram.

Embed

“Si te querían mandar al bombo te decían que estaba fría, pero vos no podías decirles ‘che, pero boludo, hace dos horas que la comida está ahí, ¿cómo no va a estar fría?’”, recordó el participante, el cual protagonizó un momento viral cuando llamó a un plato “papas al pony”. “El tiempo de cocina era real, vos cocinabas el tiempo que te decían posta. Lo que era un poquito mentira era el tiempo que estabas en el supermercado”, agregó.

Sin embargo, no quedó ahí y Sebastián confesó otros de los secretos del ciclo. “Nosotros no podíamos comer lo que hacía el participante de al lado. ¿Saben por qué? Porque vos ahí podías ver si el jurado estaba chamullando. ¿Qué pasaba si vos probabas unos fideos con tuco y estaba re ácido el tomate? ¡No podías hacer nada! Porque vos no sabías el gusto y ellos decidían a quién podían hacer pasar”, relató, y aclaró que a él lo hicieron seguir avanzando en el show porque le rendía. “Me ha pasado a mí de tener un plato malo, pero como generaba buenas escenas me hacían pasar”, expresó.

Embed

“Nosotros no sabíamos nada y ellos sabían de todo. Y lo más triste, lo que más me dolió, fue cuando firmé el contrato y nos decían que a nosotros no nos pagaban ni un peso. Solo el viático y los chefs ganaron un montón de plata”, contó, para luego aclarar: “Yo estuve catorce programas. ¡Un montón! ¿Sabés cuánto me pagaron? Nueve mil pesos por catorce programas, con todo lo que laburé”.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

3.5714285714286% Me interesa
46.428571428571% Me gusta
17.857142857143% Me da igual
17.857142857143% Me aburre
14.285714285714% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario